Beneficios de la marcha nórdica


Este ejercicio se originó en el norte de Europa, donde desde hace mucho tiempo los esquiadores practican este deporte para mantenerse en forma durante el verano describe. Ahora se sabe que la caminata nórdica, una disciplina que consiste en caminar a una velocidad constante a con la ayuda de bastones similares a los utilizados en el esquí, puede ser una ayuda invalorable para las personas que padecen enfermedades como la esclerosis múltiple y el Parkinson.

Escocia, Gran Bretaña, 16 de mayo de 2017 (D58).- La marcha nórdica es un deporte adecuado para casi todo el mundo, ya que se trata de una actividad suave y que se puede adaptar a las exigencias, capacidades y edad de todos sus participantes.

Caminar es el ejercicio básico que todos los profesionales de la salud recomiendan para mantener una vida sana y activa, y la marcha nórdica se basa en lo mismo que andar, pero con la ayuda de unos bastones especiales.

Dentro de los beneficios para la salud de la marcha nórdica, un estudio publicado por el Instituto alemán de Biomecánica, en Bad Sasendorf, destaca los siguientes:

Se trata de un ejercicio aeróbico, por lo que ayuda a trabajar el sistema cardiovascular y la capacidad respiratoria y a prevenir o controlar diferentes enfermedades como la diabetes tipo 2 o la hipertensión arterial.

A diferencia del tan de moda «running» o el «jogging», la marcha nórdica no es agresiva para tobillos, rodillas o espalda, puesto que no se salta al andar.
Trabaja tanto el tren superior como el tren inferior, por lo que es un deporte bastante completo.

La caminata nórdica es ideal para las personas que quieren perder peso, ya que quema muchas más calorías que con el ejercicio que se hace al caminar simplemente.

En este sentido, un hombre quema unas 600 kilocalorías si la practica a una velocidad de 6,5 km/hora, y una mujer alrededor de 450 kilocalorías a la misma velocidad.
Como cualquier otra actividad física, ayuda a liberar endorfinas y, por lo tanto, produce una sensación de bienestar.

La caminata nórdica ayuda a combatir el estrés y aporta una mejor oxigenación al cerebro, aumentando, de esta manera, la capacidad cerebral y todas las actividades relacionadas con ella.

Redacción: Agencias
Edición: Carreño, Reina
Fotos: Google

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *