16 de junio: Día Mundial de las Tortugas Marinas

Este 16 de junio se celebra, a nivel mundial, el día de las tortugas marinas, para reivindicar una mayor protección para las diferentes especies que existe de esta, puesto que esta cuentan con muchas amenazas y en peligro de extinción.

Maracaibo, Zulia, Venezuela, 16 de junio de 2017 (D58).- Estos increíbles animales marinos surcan los océanos desde hace millones de años, se están extinguiendo por causas ajenos a su voluntad.

La sobrepesca, la capturas accidentales en redes o quedarse enganchadas en los envases de plásticos son unas de las cosas que da muerte a las tortugas. Problemas específicos, que se juntan a otros ya existentes en el mar, como la acidificación o la polución.

Por esto se están tomando medidas, aunque no las suficientes para que se pueda hablar de una mejoría. Por ejemplo, la tortuga boba (Caretta caretta), que suele poner sus huevos en las costas estadounidenses de Florida, resulta que, hasta la fecha, el número de hembras que han vuelto a realizar la puesta han sido menos de la mitad.

Similares expectativas tiene otra tortuga marina como es la tortuga verde (Chelonia mydas), que se encuentra, según la lista roja de UICN, en peligro y su población decreciendo, porque también sufre los mismos obstáculos vitales que la tortuga boba: capturas accidentales, accidentes con embarcaciones, vertidos del mar Mediterráneo, etcétera.

La tortuga carey (Eretmochelys imbricata) se encuentra en peligro de extinción, en este caso, además de los consiguientes problemas que afectan a todas las tortugas marinas, la capturan por su preciado caparazón para confeccionar peines o joyas. Un comercio legal o ilegal dependiendo del país.

La tortuga olivácea (Lepidochelys olivacea) también aparece como vulnerable en la lista roja de la UICN, su color aceituna da nombre a la especie. Otras cuestiones que le afectan son la pérdida de hábitats y la matanza de ejemplares.

La tortuga laúd (Dermochelys coriacea) es quizás una de las que más causa preocupación a los científicos, se piensa que en los próximos 30 años puede desaparecer, aunque en la lista roja de la UICN aparece como vulnerable, su población ha descendido irremediablemente, porque no se han puesto en marcha políticas efectivas. Su problemática: se roban huevos de sus puestas e ingieren plásticos por confusión creyendo que son medusas.

También hay otras amenazas que no se tienen en cuenta en ningún lugar, la urbanización litoral y las especies invasoras que terminan comiéndose sus huevos, son unas de estas.

A esta lista se añade la subida del nivel del mas, causa de la desaparición de playas, el aumento de la temperatura de la arena hace que nazcan más crías hembras y la intensificación de los fenómenos meteorológicos, como las tormentas tropicales.

Redacción y fuente: Concienciaeco
Edición: Vera, Raquel
Fotos: Google

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *