Correr de espaldas, una variante con múltiples beneficios

Correr de espaldas, también conocido como retrorunning, es una forma alternativa de practicar ejercicio y, como seguro adivinaste, consiste en ir de espalda, lo que representa todo un retro para la orientación.

Maracaibo, Zulia, Venezuela, 09 de agosto de 2017 (D58).- Aunque creas que es algo loco, te comentamos que en China se ha practicado desde tiempos antiguos y, en Europa, es una de las carreras de pista con más seguidores.

Desafíos y beneficios

La técnica empleada por los corredores es algo compleja; hay que saber exactamente cuándo girar la cabeza sin tropezar o perder el ritmo. También la zancada es totalmente diferente a la de running habitual. La pisada debe hacerse punta, planta talón.

¿Te animas a practicar el retrorunning? Esto son algunos de sus beneficios:

1.- Ejercicio cardiovascular

Al correr al revés incrementa el consumo máximo de oxígeno (O2) y el ritmo cardíaco, el esfuerzo realizado en una vuelta equivale a seis de una carrera convencional.

2.- Prevención de lesiones

En las carreras convencionales la técnica obliga a que las rodillas actúen como amortiguadores. En cambio, correr de espaldas ayuda a reducir el impacto y previene las lesiones. También sirve como rehabilitación de las articulaciones.

3.- Abdominales definidos

Debido a los movimientos y secuencias que están involucradas al correr hacia atrás, el trabajo lo realiza la zona media de tu cuerpo, lo que te permitirá tener los abdominales mejor definidos.

4.- Mejor postura

El retrorunning ayuda a alinear las vertebras de la columna y alivia la presión sobre los nervios; por lo que si eres de la que sufre constantes dolores en la espalda este ejercicio es para ti.

5.- Entrenamiento diferente

Si estás cansada de la misma rutina de ejercicio puedes intentar con esta disciplina y verás cómo le agarras el gusto y logras tus metas fitness.

Redacción y fuente: Agencia
Edición: Vera, Raquel
Fotos: Google

Deja un comentario