Perros calientes, un viaje de sabores

Tan simple de hacer, como poner una salchicha sobre un pan especial, su elaboración ha sido reinterpretada por distintas culturas y eso es lo que mostrará el chef Francisco Abenante en el Hot Dog Affai, que desde esta semana y hasta el 01 de octubre, se realizará en su restaurante, La Casa Bistró, situado en la tercera avenida con cuarta transversal de Los Palos Grandes, Caracas.

Caracas, DC, Venezuela, 26 de septiembre de 2017 (D58).- Esta receta es uno de los emblemas de la comida rápida, pero quizás no todos saben que el perro caliente es originario de Alemania y llegó a los Estados Unidos en 1887, cuando arribaron los primeros emigrantes alemanes a ese país. A partir de allí, se irradió al resto del mundo, hasta alcanzar la popularidad que hoy ostenta.

Es decir, que el popular hot dog, aunque tiene partida de nacimiento alemana, su fama mundial se le debe a la nación norteamericana, que lo acogió entusiastamente desde un primer momento, inicialmente entre la clase trabajadora, por tratarse de un platillo barato y fácil de hacer, hasta convertirse en un boom que traspasó clases sociales y hasta se erigió como apetitoso sinónimo de eventos deportivos como el béisbol, en cuyos encuentros nunca deja de ser saboreado como una fiel costumbre por la fanaticada.

El chef Francisco Abenante llevará a los comensales por un viaje de sabores. El menú ofrece seis tipos de perros calientes; uno será el típico germano, con un pan bagguette con una salchicha Bratwurts ahumada acompañada de pepinillos y mostaza. Hay dos que le hacen honor a USA: Coney Island (salchicha Frankfurt ahumada con chile de carne, cebolla picada y mostaza) y Ballpark, que es el típico de los estadios de béisbol (salchicha Frankfurt ahumada con cebolla y relish de pepinillos).

También se ofrece el Drugstore, en honor al recordado local de los años 70 y 80, ubicado en el Centro Comercial Chacaíto, que tiene medio metro de largo, con una salchicha polaca ahumada, repollo agrio y salsa alemana. Por supuesto que no faltará el caraqueño, conocido como «Asquerosito», con salchicha wieners, repollo, cebolla y papitas; y otro con salchicha de pescado y camarones, ligeramente ahumados y a la parrilla, con picadillo criollo.

Un dato interesante es que los panes son elaboración propia, al igual que las salchichas, gracias a una alianza con el experto en embutidos Enrique D’Lima, de AAA Global, responsable de la línea de charcutería de la Casa Bistró. Los vegetales utilizados son también del huerto orgánico de Abenante.

Y para completar tanta delicia, los hot dogs se armonizan con cervezas Tovar en sus cinco variedades. ¿Acaso se puede pedir más?

Redacción y fuente: Agencia
Edición: Vera, Raquel
Fotos: Google

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *