Un desierto de dunas gigantes doradas en Marruecos (Erg Chebbi)

Erg Chebbi es un mar de dunas doradas en el desierto del Sahara. Pero estas dunas son tan enormes, y tan doradas, que al atardecer parecen un paisaje encendido. Tan solo recorrer este desierto en caravanas de camellos (de turistas) es una de las experiencias que recomiendo hacer al menos una vez en la vida.

Maracaibo, Zulia, Venezuela, 10 de octubre de 2017 (D58).- El desierto de Erg Chebbi es un área de 22 kilómetros de largo de norte a sur, y 5 kilómetros de ancho con dunas de alturas sorprendentes que alcanzan tonalidades anaranjadas y por momentos, un aspecto dorado, siendo una de las zonas más buscadas para hacer turismo en Marruecos.

Sobre todo al atardecer, obtendrás las mejores vistas de este paisaje minimalista que tan bien contrasta el azul del cielo con las dunas anaranjadas:

Erg Chebbi se encuentra a 40 kilómetros al sureste de Erfoud, en la provincia de Er Rachiddia. El desierto tiene su epicentro turístico en la ciudad de Merzouga, desde donde parten muchas de las caravanas con turistas dispuestos a explorar el desierto. En mi caso, la visita a Erg Chebbi fue de 24 horas completas incluyendo una noche inolvidable en el desierto.

Es muy fácil ver al atardecer las postales de turistas que podrían protagonizar una tapa de una revista de viajes:

La modalidad más recomendada para vivir a pleno el desierto de Erg Chebbi, es experimentando una noche de acampada en las tiendas típicas de los nómades del desierto, conocidas como jaima, compartiendo las comidas típicas y disfrutando de las maravillosas vistas nocturnas con millones de estrellas visibles en el cielo.

Nota: Todo el relato de esa experiencia lo puedes ver en el post Una noche en el desierto de Merzouga (Erg Chebbi). En el enlace anterior encontrarás todos los detalles y la modalidad paso a paso para vivir esa experiencia: recorrer en camello las altas dunas de Erg Chebbi como se hacían desde hace miles de años, cenar y escuchar los sonidos de la música bereber bajo las estrellas, o disfrutar del amanecer en Erg Chebbi, el momento en que la arena se vuelve más dorada brindando las imágenes más idílicas.

Aunque el paisaje es deslumbrante tal como se ve en las imágenes, lo cierto es que llegar hasta aquí no es precisamente una aventura arriesgada a un lugar apartado y despojado.

Las extensiones de Erg Chebbi, no son tan grandes en relación con otras zonas del Sahara, y además, en la zona de Merzouga o desde Erfoud, hay cantidad de hoteles y agencias de excursiones (además de turistas).

Erg Chebbi es una porción del desierto, pero también una de las mejores cartas turísticas de Marruecos con todo lo que ello implica.

Recomendaciones para hacer una excursión a Erg Chebbi.

– Las dunas de ésta región no son tan extensas, tienen unos 30 kilómetros de largo por unos 10 de ancho, y en los alrededores hay varios pueblos como Merzouga (el punto principal para hacer base) o Khamlia.

– La mayoría de los tours pueden durar de una noche a tres días, pero lo más recomendable es no perderse al menos una noche (con su atardecer y amanecer en el desierto).

Erg Chebbi

– Hay algunas empresas que ofrecen tours en Quad, o hasta en 4×4, pero tal vez de ese modo se pierde un poco la magia y el silencio del desierto (y la verdad, no es la forma que recomiendo de conectar con este paisaje).

– Hay experiencias que van más allá de disfrutar del desierto en la noche, como visitar una casa bereber, escuchar la música Gnawa en el pueblo de Khamlia, o practicar sandboard. También en el desierto es recomendable ver el lago Yasmina, y con suerte visualizar manadas de camellos en libertad en algún rincón perdido de Erg Chebbi. Otro punto de interés cercano es Dayet Sriji, un lago de sal con flamencos.

Redacción con fuente: Matías Callone / 101LugaresIncreibles
edición: Villasmil, Henry
Fotos: Matías Callone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *