Así fue la vez número 10 de Miguel Bosé en Viña del Mar


Miguel Bosé abrió en grande Viña 2018. En su vez número 10 en el certamen de la Ciudad Jardín, el artista hispano salió a escena pasada las 22:20 horas de este martes 21 de febrero y desde un comienzo tuvo rendido al público de la Quinta Vergara a sus pies.

Viña del Mar, Chile, 21 de febrero de 2018 (D58).- A sus 61 años de edad y siendo el cantante que más veces se ha presentado en el Festival de Viña, Bosé hizo lo que quiso en su retorno al espectáculo musical, marcando su presentación con un viaje al pasado y de la mano de una serie de emociones producto de un setlist plagado de grandes éxitos de su carrera.

Temas como; «Nena», «Nada particular», «Amiga», «Morir de amor», «Creo en ti», «Linda», «Don Diablo», «La Chula», «Hacer por hacer» y «Morena mía», entre varios más, son los que cantó Bosé en su regreso a la Quinta Vergara.

Mención especial es la interpretación que hizo de «Si tú no vuelves» junto al dúo de pop-rock mexicano Ha*Ash, que este año forma parte del panel de jueces del Festival de Viña. Además, un momento bien emotivo se dio cuando cantó «Como un lobo», tema que popularizó junto a su sobrina Bimba, quien falleciera hace poco más de un año de cáncer.

Y así como cantó bastante, con evidente disfonía, en redes sociales Miguel Bosé fue criticado por, supuestamente, no estar cantando en vivo y usar playback. Sin embargo, nada de eso se trasladó a la Quinta Vergara, en donde además de su música, el cantante habló bastante sobre el escenario, destacando que el Festival era un «templo sagrado para la música y el espectáculo».

Una de sus intervenciones más impactantes es cuando se refirió a sus hijos y dio un discurso muy desolador, señalando que «este mundo soñado se fue y se destruyó para siempre… y no hay forma de recuperarlo», agregando que él es «un hombre de paz, trabajo todos los días por y para la paz».

Asimismo, pidió «un mundo más seguro y solidario, menos egoísta… donde las diferencias no se traten como diferencias» y donde no haya «balas» y sí «palabras».

Cerca de la medianoche, Miguel se emocionó al recibir su Gaviota de Plata y dijo que ya tenía 9 en su hogar. Tras ello, vino la Gaviota de Oro y, bastante agradecido, relató que sus veces en el Festival tenían que ir por más: «yo voy por los 15, si ustedes no se hartan y me dejan volver».

Eso sí, la mayor emoción del artista se dio cuando se le otorgó en el escenario el premio de Artista Icono, por las 10 veces que ha venido a este evento.

Si bien ya había sido galardonado el lunes por aquello, en la Quinta Vergara se le mostró un video de todas sus actuaciones ahí y se llevó un cuadro con imágenes de cada uno de estos shows, cuadro que, por lo demás, fue altamente criticado en redes sociales.

Luego de más de dos horas sobre el escenario, Miguel Bosé se despidió de Viña 2018 con el clásico «Te amaré».

Redacción con fuente: t13.cl
Edición: Villasmil, Henry
Gráficas: Agencia UNO

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *