Rusia 2018: Francia y Croacia por la gloria

Francia y Croacia, que han eliminado a Bélgica y a Inglaterra, respectivamente, disputarán este domingo 15 de julio en el estadio Luzhniki de Moscú una final inédita en la Copa del Mundo. Será la tercera ocasión que el conjunto «galo» juegue el partido por el título y la primera que llega a esta instancia la selección «balcánica».

Rusia, 15 de julio de 2018 (Noticias D58).- Francia se coronó campeona como local en 1998 al imponerse en la final a Brasil (3-0) en el estadio de Saint Denis y perdió ante Italia en la tanda de penaltis en la de Alemania 2006 tras acabar el encuentro con empate a uno.

No todo en Rusia es locura ni pararse de cabeza para ver el fútbol al revés. Francia es campeón Mundial y Francia ya es finalista del Mundial. Las aguas, de alguna manera, regresan a su cauce. Francia, campeona en 1998 y subcampeona en el 2006, está a un partido de su segunda corona, ahora, en esta Copa del Mundo del 2018.

Los merecimientos son todos, empezando por haberse deshecho de la difícil Bélgica, una mezcla que cada vez se ve menos en el fútbol de alta competencia enfermo de resultadismo , que también mata. Bélgica bien pudo haber estado en la final del domingo en Moscú, en el estadio de Luzhniki. Seguro que el sábado en el partido del tercer puesto tendrá un premio al valiente fútbol desplegado.

El 1-0 de Francia, con cabezazo de Umtiti en un tiro de esquina a los 5 minutos del segundo tiempo, es gigante desde las explicaciones técnicas, pasando por las fórmulas tácticas y adentrándose en los terrenos físicos.

A los franceses siempre con la sospecha de ser jóvenes prometedores sin el peso de los años en sus piernas y cabezas; y los más expertos señalando tantos sus virtudes como la desconfianza que les asaltaba quizás con el eco de esa máxima futbolera que asegura que los partidos los ganan los jóvenes, pero los títulos los ganan los veteranos.

No hay otro, Croacia es la gran sorpresa del Mundial de Rusia 2018. La selección logró un triunfo histórico contra Inglaterra, que lo vencía con un golazo de Trippier, pero con buen fútbol y coraje le dio vuelta al partido y se metió en la final.

Ivan Perisic anotó el gol del empate que obligó que el partido se llevara a la prórroga. Fue ahí cuando Mario Mandzukic apareció para marcar el gol que los pone a competir contra Francia el próximo domingo en la final que se realizará en Moscú. Se nos acaba la Copa del Mundo.

Croacia es lucha. Croacia es esfuerzo. Croacia es coraje. Pero Croacia también es juego.

Así la selección de Luka Modric e Ivan Rakitic superó a la legendaria generación de Davor Suker, Boban y Robert Prosinecki que alcanzó el tercer lugar en Francia 1998 en su primera participación mundialista tras la independencia del país siete años antes.

Este domingo será una final nueva, la decimoctava distinta en la historia de la Copa del Mundo, ya que tan solo se han repetido Alemania-Argentina y Brasil-Italia.

Redacción: Arismendi, Luis
Edición: Villasmil, Henry
Gráfica: EFE

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *