Obra literaria de Rómulo Gallegos vive a 48 años de su partida


Hoy, 5 de abril, se conmemoran 48 años de la muerte de uno de los más destacados venezolanos de nuestra historia contemporánea: Rómulo Gallegos, escritor, educador, político y Presidente de la República.
Gallegos se destacó por ser un escritor literario reconocido por sus novelas. Doña Bárbara es, quizás, la mejor de su obra, por cuanto en esta se extrapola la situación política y social de la Venezuela rural y el choque que significó el inicio de la explotación petrolera en nuestro país.

Maracaibo, Zulia, Venezuela, 05 de abril de 2017 (D58).- Nacido en Caracas 1884 Gallegos realiza sus primeros estudios en el Seminario Metropolitano de Caracas y culmina el bachillerato en el Colegio Sucre. Más tarde, ingresa la Universidad Caracas y se inscribe en la carrera de Derecho, la cual abandona cuando descubre que su verdadero camino eran las letras.

A Gallegos se le ha considerado como el novelista venezolano más relevante del siglo XX y uno de los más grandes literatos latinoamericanos de todos los tiempos. Su relación con el Zulia se revela en su novela Sobre la Misma Tierra, escrita en 1943, cuyo título hace referencia al regreso del escritos al país, luego de 10 años de exilio: «Retorna a Venezuela, con el cadáver de su esposa Teotiste y Sonia Gallegos, que era su hija, a quien le tomó la mano y le dijo: Hija, al fin, sobre la misma tierra», refiere el escritor y filósofo Nelson Guzmán, en un análisis publicado el Diario Correo del Orinoco.

«Esa honda fibra humana que tuvo Gallegos, no hace otra cosa que describir los malestares sociales que vivía Venezuela en esa época», destaca Guzmán.

Para escribir Sobre la Misma Tierra, Gallegos se trasladó hasta la Guajira, donde convivió con el pueblo wayuu. Así conoció las tradiciones y costumbres del guajiro, que quedó plasmado en la novela con un estilo costumbrista.
En el escrito resalta la capacidad del ser humano de adaptarse a las distintas circunstancias que plantea la vida.

Gallegos desarrolló la trama de la novela en la vida de Demetrio Montiel, hijo de una distinguida familia maracaibera que se dedicaba al contrabando de mercancía entre la frontera de Venezuela y Colombia, así como a la venta de indígenas wayuu para el trabajo agotador de haciendas pertenecientes a poderosos terratenientes. Pero, la sangre de Demetrio echó raíces entre los guajiros con el nacimiento de una nueva hija: Remota, producto de sus andanzas con Cantaralia.

Demetrio trajo a Remota hacía Maracaibo, a casa de su hermana, quien la adopta y se la lleva hacia los Estado Unidos, pero cuando ésta muere, Remota, quien ya tenía 18 años regresa al Zulia, oyendo el llamado de su pueblo se dedica (por entero) a la reivindicación de la gran familia guajira.

Por sus obras recibe el Premio Nacional de Literatura, en 1958, elegido por unanimidad como Individuo de Número de la Academia Venezolana de la Lengua (1958).

Redacción y fuente: Maglis Ramírez/Pasante/Prensa Secretaría de Cultura
Edición: Villasmil, Henry
Imagen: archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *