¿Por qué no es recomendable limpiar los oídos con hisopos?

La idea que se tiene con respecto a la higiene de los oídos ha sido errónea. La mayoría de las personas a nivel mundial acostumbra limpiarse los oídos con hisopos o bastoncillos para quitar el exceso de cerumen que crece dentro del oído. Hacer este tipo de limpieza pude generar enfermedades o heridas, puesto que, la limpieza de los oídos se hace de manera natural, el cerumen forma parte de ello.

Maracaibo, Zulia, Venezuela (D58).- Es muy común limpiarse el cerumen del oído con hisopos, obviando una de las advertencias de este, «no deben insertarse en el canal auditivo», esto puede llevar a formar un tapón de cera dentro del oído, debido a los movimientos que hacemos con el hisopo que conlleva a empujar la cera hacia adentro.

El oído realiza su propia autolimpiesa, de adentro hacia afuera, cada partícula de polvo, suciedad y otras materias se adhieren al cerumen para evitar el paso de estos por el canal auditivo, esto se realiza de manera natural. Al momento de mover la mandíbula, masticar y con el crecimiento de piel nueva, el sistema del canal auditivo se va deshaciendo del cerumen viejo, empujándolo hacia afuera, donde se va descascarillando o se va cayendo durante el baño.

El doctor Schwartz, uno de los autores de la guía clínica para la higiene del oído, publicada recientemente por la Academia Estadounidense de Otorrinolaringología, afirma que el insertar un hisopo en el canal auditivo puede llegar a causar daños graves al tímpano, el cual puede causar lesiones temporales o permanentes.

También puede ocurrir un mal funcionamiento al momento de la autolimpieza, esto puede concebir un cumulo de cerumen o tapón de cera dentro del oído, el cual puede bloquear totalmente o parcialmente el canal auditivo. Los síntomas más comunes son la picazón, el dolor, sensación de oído tapado, acúfenos (percepción de zumbidos) tos, cambios o pérdida en la audición o hedor.

La Academia Estadounidense de Otorrinolaringología recomienda:

  • No limpiarse excesivamente el oído.
  • No introducir en el oído nada que sea más pequeño que el codo.
  • No usar velas para limpiar el oído.
  • Consultar al médico en caso de percatar síntomas como pérdida auditiva, sensación de oído tapado o dolor.

Redacción y fuente: BBC Mundo
Edición: Raquel Vera
Foto: Google

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *