La NASA lanzará una nave espacial hacia el Sol en 2018


Con el propósito de adquirir conocimientos que mejoren los pronósticos de los grandes eventos meteorológicos que afectan la tierra, la NASA planea lanzar una nave espacial hacia el sol en próximo año.

Distrito de Columbia, Estados Unidos, 30 de mayo de 2017 (D58).- La NASA planea enviar una nave hacia el Sol. Después de viajar durante siete años, la nave se aproximará lo suficiente al astro como para estudiar sus flujos de energía, el calentamiento de la corona y explorar qué es lo que acelera el viento solar.

Estos conocimientos mejorarán los pronósticos de los grandes eventos meteorológicos espaciales que afectan la vida en la Tierra. La misión llamada «Solar Probe Plus» será lanzada en una ventana de 20 días, entre el 31 de julio y el 19 de agosto del próximo año.

Los detalles de este viaje revolucionario serán expuestos este miércoles desde las 11 EDT (13 de Argentina) en una presentación que la agencia espacial norteamericana realizará en el Auditorio del Centro de Investigación William Eckhardt de la Universidad de Chicago, que podrá seguirse en vivo a través de la web del organismo.

Durante los siete años que durará su acercamiento, la nave irá reduciendo gradualmente su órbita alrededor del Sol hasta llegar a solo 5,9 millones de kilómetros del astro, «bien dentro de la órbita de Mercurio y cerca de ocho veces más cerca de lo que cualquier otra nave espacial ha llegado antes», según información publicada en el sitio web del proyecto.

A esa distancia, la sonda de esta misión extraordinaria e histórica que explora posiblemente la última y más importante región del sistema solar a ser visitada por una nave espacial, se encontrará frente a una radiación y un calor superior al que alguna vez estuvo expuesta una nave.

Allí realizará «observaciones críticas que responderán preguntas de larga data sobre la física y respecto a cómo funcionan las estrellas», indican los fundamentos de la misión.

Los tres objetivos científicos primarios de la misión son rastrear el flujo de energía que calienta y acelera la corona y el viento solar; determinar la estructura y dinámica del plasma, así como los campos magnéticos en las fuentes del viento solar; y explorar los mecanismos que aceleran y transporten partículas energéticas.

Los datos resultantes mejorarán los pronósticos de los grandes eventos meteorológicos espaciales que afectan la vida en la Tierra, así como a los satélites y a los astronautas en el espacio, lo que fundamenta una afirmación de la NASA sobre la Solar Probe Plus: «No hacemos esto sólo por la ciencia básica».

Redacción: Agencias
Edición: Carreño, Reina
Foto: Agencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *