17 de diciembre: 187 años de la muerte de Simón Bolívar

El 17 de diciembre de 1830, murió Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios, mejor conocido como el Libertador Simón Bolívar en la Quinta San Pedro Alejandrino, Santa Marta, Colombia  «A la una y tres minutos de la tarde murió el sol de Colombia», según rezó el comunicado oficial.

Maracaibo, Zulia, Venezuela, 17 de diciembre de 2017 (D58).- Bolívar llegó a Santa Marta en estado de postración el 1 de diciembre de 1830, tras una penosa travesía por el río Magdalena desde Bogotá. A pesar del buen clima y las atenciones recibidas, su salud empeoró a los pocos días, teniendo algunos momentos de lucidez que le permitieron dictar su testamento y su última proclama, donde un Bolívar gravemente enfermo clamaba porque su muerte, por lo menos, permitiera la consolidación de la unión y la desaparición de los partidos.

El Libertador de Venezuela, Ecuador, Colombia, Panamá, Bolivia y Perú, falleció sabiendo que su amigo Antonino José de Sucre había muerto.

El médico que atendía a Bolívar en sus últimos días de vida lo describieron como un «cuerpo flaco y extenuado, con un semblante adolorido, de voz roca, con una fuerte tos con esputos viscosos de color verdoso».

 

En diciembre de 1942, los despojos mortales del Libertador recibieron cristiana sepultura en el altar mayor de la suntuosa Catedral Basílica de Santa Marta. Luego, fueron trasladados a Venezuela y sepultados en la capilla de la familia Bolívar, en la Catedral de Caracas.

El 8 de mayo de 1830, Bolívar partió de Bogotá acompañado de un grupo de amigos y políticos con solo 17 mil pesos, producto de la venta de su vajilla de plata, sus alhajas y sus caballos. El vicepresidente de Colombia Domingo Caicedo le envió a Bolívar su pasaporte, pues este tenía la intención de volver a Europa.

En junio llegó a Cartagena, donde los lugareños le animaron a seguir luchando, mientras que en Bogotá continuaba la campaña en su contra. El 1 de julio el general Mariano Montilla le informó al Libertador del asesinato del Gran Mariscal de Ayacucho, noticia que desmoronó tremendamente a Bolívar.

A fines del mes vio publicada en la prensa la resolución del Congreso venezolano de romper relaciones con Colombia mientras el Libertador permaneciera en suelo colombiano. El agravio devoró la salud de Bolívar y sus seguidores le convencieron a no partir de Colombia.

Las causas de su muerte fueron desconocidas por muchos años, la mayoría de los médicos aseguraban que había muerte de «tuberculosis pulmonar», mientras que otros afirmaban que había sido víctima de un asesinato.

Redacción: Últimas Noticias
Edición: Arismendi, Luis
Gráficas: Google

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *