Alexandra Braun, la diva «anti-diva» de la actuación

Antes de convertirse en una de las actrices más afamadas de Venezuela, Alexandra Braun Waldeck es un ser: aprende, se desarrolla y vive en constante transformación. En entrevista exclusiva para Digital 58, señaló: «No soy de pisar a otros, le doy oportunidad a los demás. Creo mucho en el talento de la gente».

Maracaibo, Zulia, Venezuela, 06 de diciembre de 2019 (Noticias D58).- «Soy una persona muy trabajadora, apasionada, que le echa “pichón” a la vida», declaró con una voz dulce, tal como la de Barbie en películas.

Después, procede hacer y tener. La caraqueña también resulta presentadora de televisión, locutora, modelo, profesora de actuación, amante de las tablas, la pantalla chica y grande.

Incursionó en el ámbito empresarial en el año 2010, le inspiró el legado de su abuelo.

Junto a su gemela Karina Braun optó por abrirse nuevo camino al crear DiBraun, marca de accesorios que en principio se llamó B&B.

Labor de Alexandra Braun

Más allá de los quehaceres del hogar, compartir al lado de seres queridos y cumplir al pie de la letra con diversos proyectos, ama abocarse al prójimo en estado de zozobra, desasosiego y vulnerabilidad.

Su carrera artística, de talla nacional e internacional, le ha permitido anexar otra área. Esta vez, social: una faceta apoyada en otra.

«Es una manera bonita de retribuirle a la gente. Hago muchísimos eventos benéficos, trabajo muchísimo todo el año con los Payasos de Hospital, Senos Ayuda, Padrinos Sin Límites, Fundación de VIH, Fundación Ronald McDonalds Todos los meses estoy trabajando con una fundación».

Estrecha sus manos a varias organizaciones. De forma enfática, dijo: «(…) he trabajado con más de 30 fundaciones en Venezuela».

Para ella: «el universo te retribuye al 100 %, te bendice muchísimo cuando haces trabajo social, trabajo hacia el prójimo. Se ve reflejado el lado humano al ser una figura pública».

En la vida de la Sambil Model 2005, Miss Venezuela Tierra del mismo año y Miss Elegancia, solo hay espacio para la sencillez, humildad, solidaridad y enseñanza. «He tenido la oportunidad de dar clases de actuación a las personas que van empezando, los respeto mucho; es muy bonito darle las herramientas a los otros para poder aprender y desarrollarse», precisó.

Igualmente: «respeto mucho el trabajo de los actores que tienen muchos años en el medio».

Entre amores

El amor por la actuación llegó a los 15 años de edad. Logró intensificarse en el 2005 luego de ganar Miss Tierra en Filipinas. A los 28 se volvió pasión real: apareció en la pantalla chica dentro de un elenco protagónico; había hecho presencia en la TV pero de «extra».

La otra puerta, aquella que activa las emociones y acelera los latidos del corazón, fue tocada: el actor Adrián Delgado le cautivó.

Sigue flechada, ahora más que nunca. «Adrián es muy especial, ha sido maravilloso. Funge como mánager, me recomienda qué es lo mejor», expresó.

El venezolano, con dotes innatos, «me enseñó a decir no cuando las propuestas económicas no son buenas, a pesar de ser buenos proyectos; me enseñó a esperar que las cosas buenas llegan en su momento».

No deja de rodearse de humanos que solo multiplican alegría en su entorno. El galán de novelas «es la mejor persona que he conocido en mi vida, una persona que me suma, que me enseña cada día y siempre vela por mí para ser mejor», destacó.

Planes de transición

Por primera vez, esta publicista de 36 años es protagonista y de la mano de Delgado. Ambos compartirán créditos con Fernanda Zabián, ex Miss Apure 2016, y Zandú Montoya, cantautor tachirense, y otras personalidades reconocidas en «Intriga tras cámaras», producción dramática independiente.

«El próximo año continúo con las grabaciones de “Intriga tras cámaras”. También, estamos montando la sexta edición de Encuentro Glam (mente maestra del evento anual) a beneficio de Senos Ayuda».

Alexandra Braun evita desarraigarse del teatro. «Sigo con la tercera temporada de la obra “Las quiero a las dos”, viene un proyecto de cine», reveló.

Redacción: García, Grisel (@burbujamedia_)
Edición: Villasmil, Henry
Gráficas: Enmanuel Baez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *