«Montaña del Dios del Fuego»: El hospital hecho en 10 días en China para pacientes con Coronavirus

Hospital Huoshenshan
Trabajadores médicos ayudan al primer grupo de pacientes infectados con el nuevo coronavirus a mudarse a sus salas de aislamiento en el Hospital Huoshenshan (Montaña del Dios del Fuego) en Wuhan, provincia de Hubei, en el centro de China, el 4 de febrero de 2020.

China cumplió el plazo de diez días en la construcción de un hospital para combatir la amenaza del coronavirus, y se encuentra listo operando desde este lunes 3 de febrero. El recinto hospitalario tiene por nombre Hospital Huoshenshan «Montaña del Dios del Fuego», y se encuentra ubicado a 25 kilómetros de la zona metropolitana de Wuhan «uno de las localidades más afectadas por el virus», con una extensión de alrededor de 34 mil metros cuadrados.

Maracaibo, Zulia, Venezuela, 05 de febrero de 2020 (Noticias D58).- El centro asistencial consta con 1.400 trabajadores del área de la salud y quince expertos dedicados exclusivamente a evitar contagios por el virus.

Las autoridades de China informaron que el hospital contaría con  mil camas y que recibirá a los enfermos infectados con el nuevo coronavirus.

El nuevo hospital tiene como objetivo lidiar con la insuficiencia de los recursos médicos existentes en la localidad, pues en estos momentos los pacientes infectados son atendidos en varios hospitales designados y 61 clínicas en distintos puntos de la urbe.

La oficina de Wuhan para el control y el tratamiento de la neumonía causada por el nuevo coronavirus explicó, «el centro médico seguirá el modelo implementado por Beijing en 2003, durante la crisis del síndrome respiratorio agudo grave SARS, cuando se construyó el Hospital Xiaotangshan en siete días».

Equipo de investigación de emergencias

Medios locales informaron la creación de un equipo de investigación de emergencia para combatir el coronavirus 2019-nCoV, que ya ha infectado a miles personas y causado cientos de muertes.

El estudio fue liderado por el experto médico Zhong Nanshan, quien destacó por su papel en la crisis del SARS y buscará localizar la fuente originaria, con pruebas rápidas y el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus.

Recursos utilizados

Miles de trabajadores trabajaron en dos turnos las 24 horas del día para terminar la construcción a tiempo. Pero no solo una gran cantidad de obreros y el trabajo ininterrumpido  fueron la clave para alcanzar el resultado.

Yanzhong Huang, investigador principal para la salud mundial en el Consejo de Asuntos Exteriores Chino afirmó; «China tiene un historial para hacer las cosas rápido, incluso para proyectos monumentales», de acuerdo con sus declaraciones, China es un país autoritario que «se basa en el enfoque de movilización de arriba hacia abajo» y puede «superar la naturaleza burocrática y limitaciones financieras y ser capaz de movilizar todos los recursos».

Añadió con el trabajo que realizan actualmente en la ingeniería es la propicia «registros de la construcción de los rascacielos a gran velocidad», considerando además que es un hecho que «es muy difícil imaginar para los occidentales».

Arquitectura prefabricada

Un elemento importante para realizar una construcción con tanta rapidez residió en los materiales de construcción, ya que se emplearon unos bloques prefabricados por medio de los cuales se puede erigir un edificio como de piezas de Lego y hacerlo a una velocidad sin precedentes y los componentes se producen en fábricas y solamente se combinan en el sitio de la construcción.

Redacción con fuente: Web
Recopilación: Montiel, Jeycel (@medicenJey_)
Edición: Villasmil, Henry
Gráficas: cortesía agencia Xinhua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *