Si deseas recibir en tu teléfono inteligente esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haz clic en este enlace: https://t.me/noticiasd58

Barcelona: una victoria con malas noticias

Con los tiempos que corren en Barcelona, ni siquiera una victoria es capaz de calmar las aguas. En otra época sumar tres puntos eran la mejor medicina para los problemas del club «Azulgrana», pero de un tiempo a esta parte en la entidad catalana se vive en tensión permanente.

España, 16 de febrero de 2020 (ND58).- La victoria 2-1 contra el Getafe, como mucho, dará más margen de maniobra a un Quique Setién que ya conoce de primera mano la exigencia de la afición barcelonista. La exigencia… y la impaciencia. El cántabro acaba de cumplir un mes en el cargo y ya se le pide como si llevara una temporada entera.

Victoria aparte, el partido contra el Getafe dejó en evidencia varios problemas con los que el Barça tendrá que lidiar en el futuro inmediato. Sobre todo si se tiene en cuenta que el regreso de la Champions está al caer. El Napoli espera a la vuelta de la esquina.

Problemas en defensa

La zaga barcelonista sigue siendo endeble. Ya no es sólo un problema de que encaje demasiados goles, sino que parece que Setién anda justito de recursos. Las lesiones y sanciones de sus centrales obligan al cántabro a hacer malabarismos.

Con la salida de Todibo, todo apunta a que Araújo tendrá que cobrar protagonismo más pronto que tarde. Volviendo al tema futbolístico, el Getafe evidenció lo fácil que es crearle problemas al Barça. Los culés acabaron pidiendo la hora en su casa contra los madrileños.

La lesión de Jordi Alba

Pésima noticia para los «Azulgranas», que pierden a un estilete para sus próximos partidos. Todo apunta a que el de L’Hospitalet no llegará a tiempo ni para la Champions ni para el Clásico. Es una baja sensible, ya que es un gran generador de ocasiones y uno de los futbolistas que mejor se entiende con Leo Messi dentro de la actual plantilla. Además, su recambio todavía está verde. Júnior Firpo tendrá que dar un paso adelante sí o sí. El Barça le necesita.

Incapacidad para cerrar los partidos

Es probable que esto se trate de un problema heredado de los tiempos de Ernesto Valverde. El Barça llega al final de los encuentros con el agua al cuello. En sus tres últimas victorias ha acabado prácticamente pidiendo la hora, preocupado por si a su rival le daba por meter un gol in extremis que diera al traste con el triunfo.

También le pasó con el Athletic en Copa… y acabaron perdiendo y cayendo eliminados. Los de Setién se están acostumbrando a jugar a la ruleta rusa y eso, en Champions, suele salir mal.

La falta de puntería

Cuando Messi estornuda, el Barça se constipa. El argentino lleva varios encuentros negado de cara a portería. Eso, en un equipo que tiene a dos de sus puntales ofensivos lesionados hasta el verano, es un problema. Al Barça le cuesta hacer goles. Desde que llegó Setién al banquillo, los catalanes promedian menos de dos tantos por partido en Liga. Muy lejos de los registros a los que el Barça estaba habituado.

La salida de balón

Si los ojeadores del Napoli han estado pendientes del partido contra el Getafe, habrán olido la sangre. El Barcelona quiere sacar el balón jugado desde atrás, pero tiene problemas para llevarlo a cabo. Un equipo que presione tan bien como lo hizo el Geta este sábado, puede crearle serios problemas a los culés. Los madrileños son el ejemplo más reciente, pero ya son varios los que han detectado ese problema.

Pitada del Camp Nou

En varios momentos del encuentro, la afición del Barcelona perdió la paciencia y pitó a su equipo. Una mala señal, que indica cómo están los ánimos en Can Barça. Con ese clima, todo es mucho más difícil de conseguir.

Redacción con fuente: Marca.com
Edición: Villasmil, Henry
Gráfica: cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *