Recibe en tu teléfono inteligente esta y otras informaciones. Únete a nuestro canal en Telegram Clic aquí →: https://t.me/noticiasd58

Alimentos básicos de la dieta zuliana aumentaron 58 por ciento en los últimos quince días de la cuarentena

La Comisión para los Derechos Humanos del estado Zulia (Codhez) realizó el monitoreo de precios de alimentos en Maracaibo durante la primera quincena de abril, enmarcado por la cuarentena colectiva en el país como medida preventiva ante el contagio de la enfermedad COVID-19, hecho que continúa influyendo en la disponibilidad y accesibilidad de los alimentos.

Maracaibo, Zulia, Venezuela, 18 de abril de 2020 (ND58).- La prórroga del decreto nacional de estado de alarma por 30 días más a partir del 12 de abril, ratifica y prolonga aún más las medidas limitativas impuestas, entre otras, prohibición de circulación de transporte público, fijación de horarios específicos para la venta de alimentos desde las 8:00 a.m. hasta las 12:00 m., restricción de la libertad de tránsito a partir de las 2:00 p.m., y prohibición de venta de gasolina a la población.

Todo esto dificulta, y en algunos casos imposibilita, la adquisición de alimentos, medicamentos y otros bienes de primera necesidad.

De nuevo, en esta oportunidad, el monitoreo se realizó en menos establecimientos a los acostumbrados debido a los impedimentos para la movilización y circulación de las personas. Lo primero que se destaca es el alza vertiginosa de los alimentos, constatándose que a la vuelta de 15 días los alimentos monitoreados aumentaron, en promedio, +58 por ciento.

En comparación con el balance de la quincena pasada, los precios de los cortes de carne de res aumentaron 75 por ciento en promedio.

Otros rubros de proteínas cárnicas como el pollo entero (+81 por ciento), la pechuga con hueso (+50 por ciento), los muslos de pollos (+69 por ciento) y las alitas de pollo (+12 por ciento), también experimentaron alzas en sus precios.

Productos como huevos, queso blanco semiduro y margarina, registraron un importante incremento. Cada unidad de huevo tiene un valor promedio de Bs. 25.000,00, lo cual involucra un aumento de un 108 por ciento en comparación con la segunda quincena de marzo.

Otras presentaciones, los cartones de 12 unidades, 15 unidades y 30 unidades, se incrementaron en un +57 por ciento, +69 y +63 por ciento, respectivamente.

El precio del queso blanco semiduro se elevó, en promedio, +13 por ciento. Entre tanto, el precio de la margarina en su presentación de 500 gramos se marcó en Bs. 253.573,50, lo que representa un alza de +43 por ciento.

La harina precocida de maíz se elevó a Bs. 112.635,71, es decir, 23.552,11 bolívares más que hace 15 días atrás.

El kilo de pasta aumentó, en promedio, +41 por ciento. Por su parte, el precio del arroz subió +57 por ciento, mientras que el aceite vegetal pasó de Bs. 206.467,00 a Bs. 275.341,67 cada litro.

En el caso de los granos, a diferencia de la quincena anterior que tuvieron una tendencia a la baja, en esta primera quincena de abril alcanzaron, en promedio, un aumento de +98 por ciento, siendo el kilo de lentejas el que presenta mayor precio en Bs. 360.000,00, seguida por el kilo de caraotas en Bs. 345.000,00, los frijoles en Bs. 260.000,00 y las arvejas en Bs. 255.000,00.

Por otra parte, el precio promedio del conjunto de los 21 alimentos básicos monitoreados por Codhez durante la primera quincena de abril fue de Bs. 5.897.412,79. Esta cantidad calculada a una tasa promedio de 126.000,00 bolívares por dólar, equivale a USD 46,80 y registró una variación del uno por ciento con respecto a la quincena anterior.

Monitoreo de alimentos especiales

Para esta quincena, Codhez hizo un monitoreo especial sobre los precios de algunas frutas. El kilo de cambur que hace seis meses se ubicaba en Bs. 15.269,05, ahora en la primera quincena de abril alcanza la suma de Bs. 42.333,33; la lechosa tiene un precio promedio actual de Bs. 51.666,67, lo cual implica un aumento de +198 por ciento en comparación con noviembre del año pasado; la guayaba alcanzó, en este mismo período, un incremento de un +235 por ciento; y el kilo de mandarina un aumento de +316 por ciento.

Entre tanto, en los establecimientos comerciales se evidenció el incumplimiento tanto del distanciamiento físico como de la regulación, decretada por la Alcaldía de Maracaibo, del control del número de personas que pueden estar dentro del local que no debe ser superior a 10 personas.

Codhez advierte que es necesario observar que el elevado costo de la vida se suma a la grave prestación de los servicios públicos en la región. Los constantes cortes eléctricos y fluctuaciones de energía provocan que los pocos alimentos que se puedan adquirir se dañen y no puedan consumirse.

A su vez, la escasez de agua potable en los hogares impide una correcta preparación de alimentos, también afectada por la deficiente prestación del servicio de gas doméstico en muchas zonas.

La organización de derechos humanos reitera su llamado al Estado venezolano para que cumpla la obligación constitucional de satisfacer las necesidades básicas de toda la población, con especial énfasis, en el acceso a una alimentación nutricional, completa y balanceada y servicios públicos domiciliarios de calidad, especialmente en el contexto de estado de alarma en el que se encuentra la población.

Fuente: Adriana González Boscán / Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia
Edición: Villasmil, Henry
Gráficas: cortesía @codhez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *