Sucesos

En una finca de Portuguesa encuentran muerto a un taxista de Barquisimeto

Luego de cinco días de búsqueda fue localizado el cadáver de un taxista en el estado Portuguesa, luego de desaparecer tras ser contratado en Barquisimeto por unas personas para que los llevara hasta San Rafael de Onoto. Funcionarios del eje de homicidios del CICPC Portuguesa manejan como hipótesis principal el móvil del robo

Maracaibo, Zulia, Venezuela, 18 de junio  de 2020 (ND58).-  Rafael Enrique Crespo Sánchez de 55 años de edad quien se desempeñaba como trabajador del volante particular, fue contratado por unas personas en Barquisimeto, para que los llevara hasta San Rafael de Onoto en el estado Portuguesa. Una de las personas se quedaría en la redoma de Acarigua.

El jueves en la mañana salió con tres pasajeros y un niño desde la calle 42 con carrera 25, cerca del Terminal de Pasajeros de Barquisimeto hacia Portuguesa. Uno de los pasajeros, supuestamente, se quedaba en la redoma de Acarigua y de allí seguía con la pareja y el infante hasta San Rafael de Onoto, pero su familia no tuvo más contacto con él.

Ya en horas de la tarde y en vista de que no llegaba a su casa y no respondía a los mensajes, la familia empezó a preocuparse, porque no era costumbre quedarse a dormir fuera de su casa.

Los hijos iniciaron varias llamadas a amigos y personas cercanas de su padre, pero nadie supo informarles de su paradero ni de ninguna detalle sobre su destino, por lo que decidieron trasladarse hasta Acarigua y reportar su desaparición ante los organismos policiales, quienes de inmediato iniciaron la búsqueda.

El lunes en la noche funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) localizaron una pista sobre el paradero de Crespo al encontrar su carro, un Turpial gris en el sector El Morro, que es una zona boscosa, pero no encontraron a Crespo en ninguna parte.

Finalmente el día martes, en horas de la tarde, la policía localizó el cadáver del taxista en el sector La Palera en San Rafael de Onoto, el cual fue identificado por sus hijos por la vestimenta.

Se desconoce el móvil del crimen, sin embargo, se pudo conocer que la mujer que viajó como pasajera con el bebé habría sido el señuelo para que el chofer aceptara realizar el viaje y se presume que fueron los acompañantes los presuntos asesinos y ella su cómplice ya que ella fue la que llevó a los funcionarios policiales hasta la finca.

Funcionarios del eje de homicidios del CICPC Portuguesa manejan como hipótesis principal el móvil del robo.

Redacción: Molero, Luis  (@Moleromarquez) | Fuente: Agencias
Edición: Villasmil, Henry
Gráficas: Cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *