Científicos advierten de potenciales lesiones cerebrales por COVID-19

Un reciente estudio encontró alarmantes complicaciones registradas en pacientes de esta patología, que está azotando al mundo entero.

Londres, Inglaterra, 8 de julio de 2020 (ND58).- Científicos advierten este miércoles de una potencial ola de lesiones cerebrales secuelas del coronavirus, dado que una nueva evidencia asegura que el COVID-19 puede producir complicaciones neurológicas severas, incluyendo inflamación, psicosis y delirio.

El estudio fue realizado por investigadores del University College London (UCL), estudio 43 casos de pacientes con esta patología, que padecieron de disfunción cerebral temporal, apoplejías, lesiones nerviosas u otros efectos cerebrales severos.

De este modo la investigación se une a varios estudios recientes que también concluyen que el COVID-19 puede dañar notablemente el funcionamiento del cerebro.

«Aún resta por ver si habrá una epidemia de gran escala de lesiones cerebrales asociadas a la pandemia, quizás similar al brote de encefalitis letárgica en la década de 1920 y 1930 después de la pandemia de influenza de 1918», relató Michael Zandi, del instituto de Neurología del UCL, quien fue uno de los cabecillas del estudio.

El COVID-19, es una patología originada por el coronavirus, cabe destacar que es una enfermedad en primer lugar respiratoria que como consecuencia se refleja en los pulmones, pero neurocientificos y especialistas en neurología alertan tener evidencia sobre un impacto amenazador en el cerebro de los pacientes.

«Me preocupa que ahora tenemos millones de personas con COVID-19. Y si en un año tenemos 10 millones de personas recuperados, y esas personas tienen déficits cognitivios (…) entonces eso vaya a afectar su capacidad para trabajar su capacidad para realizar sus actividades cotidianas», narró Adrian Owen, neurocientífico de la Western University en Canadá a Reuters en una entrevista.

En la investigación científica de la UCL, que fue publicada en la revista «Brain», contaban la historia de nueve pacientes que sufrían una inflamación cerebral y fueron diagnosticados con una rara condición llamada encefalomielitis diseminada aguda (ADEM, por su sigla en inglés), generalmente es común en niños y es ocasionada por infecciones virales.

Los investigadores describieron que normalmente ven un paciente adulto con ADEM al mes en su clínica especializada en Londres, sin embargo esto habría aumentado radicalmente al menos uno a la semana, durante el periodo del estudio, un hallazgo que les resulto un poco alarmante.

«Dado que la enfermedad solo ha existido durante unos meses, es posible que aún no sepamos qué daño a largo plazo puede causar el COVID-19», expresó el líder del estudio.

«Los médicos deben ser conscientes de los posibles efectos neurológicos, ya que el diagnóstico temprano puede mejorar los resultados del paciente», concluyó el científico.

 

 

Redacción: Rubio, Laura Isabel (@lauraisabelrubio) | Fuente: Reuters 
Edición: Villasmil, Henry
Gráficas: Cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *