Opinión-Editorial

La Batalla Naval del Lago de Maracaibo: 200 años de un legado ¡histórico!

Hace 200 años, Venezuela presenció una batalla épica en el Lago de Maracaibo que marcó un hito único en la historia que fué la definitiva Capitulación de los realistas y la salida de nuestras tierras con la clara realidad del vencido que no volvería a atreverse a tomar parte en ella.

Maracaibo, Zulia, Venezuela, 26 de julio de 2023 (ND58).- Hoy, en medio de los desafíos políticos que enfrenta el país, es importante recordar éste evento y reflexionar sobre su relevancia en el contexto actual y de lo que desde el Zulia hemos realizado ante la necesidad de vencer y vencernos a nosotros mismos para salir adelante ante la destrucción sufrida.

En aquel entonces, la batalla fué una lucha por la necesidad primaria de poder afianzar el triunfo logrado en Carabobo. Era imperante sacar a Morales de estas tierras con sus ejercitos y así asegurar posiciones definitivas y estratégicas para vencer del todo a los españoles.

Hoy como ayer, nosotros también debemos perseverar en la defensa de nuestros derechos y principios democráticos. Necesitamos afianzar nuevas posiciones y caminos de futuro que nos permitan transitar por recatar nuevos escenarios del desarrollo y modernidad que requerimos para alcanzar toda esa potencia productiva que somos capaces de generar.

La Batalla Naval del Lago, nos enseña la importancia de la unidad y la determinación ante las adversidades por muy difíciles que sean. Enfrentaron nuestros patriotas a una poderosa flota enemiga, liderados por el Almirante José Prudencio Padilla, demostrando un coraje y determinación por el objetivo que les permitió lograr catapultar la obra de la definitiva Victoria Independentista.

Hoy, enfrentamos desafíos políticos complejos que requieren un espíritu similar de valentía y determinación. Es fundamental recordar los valores que nos inspiran como nación, de justicia, igualdad y respeto a los derechos humanos.

La batalla del pasado nos recuerda que, a pesar de las dificultades, siempre hay esperanza y oportunidad por el futuro y avanzar en cambios requeridos para enfrentarlos. La historia nos demuestra una vez más que la unión es fundamental para ello.

La Batalla Naval del Lago sigue siendo un símbolo de valentía y determinación en tiempos políticos difíciles, que sigue invitándonos a reflexionar sobre nuestra responsabilidad como ciudadanos en la determinación que deberemos mantener si queremos desafiar los retos cara al futuro. Somos nosotros mismos los que deberemos abordar nuestras propias naves y afianzarnos en estrategias que nos permitan construir primero, el Zulia que deseamos y merecemos y con ello ayudar a impulsar una Venezuela cara a un futuro regenerador de nuevos desarrollos y oportunidades que nos permitan transitar el futuro de un mundo que nos espera.

La Batalla que conmemoramos hoy, 200 años después, nos recuerda que somos capaces cuando así lo queremos, de lograr vencer lo inalcanzable y vencer lo imposible. Pues en nuestros cuerpos sigue corriendo esa maravillosa sangre de sabernos parte de una patria que nos espera siempre…¡Viva la Batalla Naval del Lago!

Mantengamos viva la memoria de aquellos que lucharon por nuestra libertad y trabajemos juntos para alcanzar un futuro mejor.

Sigamos hablando de esos patriotas que expusieron sus vidas para sellar con ese triunfo en el corazón de nuestro Lago la definitiva independencia de,Venezuela, pero hagamos también lo que ellos hicieron conformando esa férrea unidas que tanta falta le hace al país para superar el estado de cosas que ha producido la díáspora más grande que nación alguna haya podido experimentar a lo largo de la historia.

Por Iraida Villasmil, Legisladora y Presidente del CLEZ
Edición. Villasmil, Henry
Gráfica: Cortesía

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *