Si deseas recibir en tu teléfono inteligente esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram Clic aquí →: https://t.me/noticiasd58

Suelo y tierra fértil, recursos para la vida

Existe evidencia científica, que demuestran que la capacidad regeneradora, este bien natural, es limitada, lo cual es una advertencia para promover su conservación.

Maracaibo, Zulia, Venezuela, 22 de junio 2020 (ND58).- El suelo la gran extensión de tierras fértiles, son patrimonios globales, de gran importancia para la preservación de la vida humana. Es por ello, que cada 22 de junio, la humanidad celebra el Día Mundial del Suelo y la Tierra Fértil.

Se trata de una conmemoración, que trata de destacar la importancia de ambos recursos para la vida humana, concientizar su conservación y exponer los peligros de la deforestación y su degradación.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), reconoce el gran valor que el suelo y las tierras fértiles tienen en la lucha contra el hambre.

Es por ello, que en los últimos años, dentro del marco de la lucha contra el cambio climático, las naciones del mundo se han unido en campañas para la conservación de ambos recursos.

Sin embargo, los esfuerzos de la comunidad internacional no quedan allí.

En el mundo, se están llevando a cabo, importantes avances en la lucha por la defensa y protección de estos recursos, avances técnico-científicos, que permiten aprovechar al máximo las capacidades de la tierra, para la producción, reduciendo al mínimo el daño que se le causa.

Todo esto, debido «numerosas evidencias científicas demuestran que la capacidad amortiguadora de los suelos es limitada», como expone la Sociedad Española de la Ciencia del Suelo (SECS).

El estado de los suelos en Latinoamérica

En 2015, la Organización de las Naciones Unidas para Alimentación y Agricultura (FAO), en su informa anual, explicó que en nuestro continente « el suelo es un recurso esencial para cubrir las necesidades de una población de rápido crecimiento».

Según estima la FAO, América Latina, tienen un potencial agrícola, esto es posesiones de tierras fértiles, de cerca de 800 millones de hectáreas. Sin embargo, la mayor parte de estas tierras, se encuentran dentro de la selva tropical.

El panorama latinoamericano, en este sentido, sigue siendo halagador, pues según la organización, Latinoamérica posee el 23 por ciento de toda la tierra cultivable del mundo.

Para ese año, la FAO determinó cuales son las principales amenazas para el suelo y las tierras fértiles en nuestro continente.

El diagnóstico, no fue tan positivo, mostrando un total diez problemáticas, que el continente debe solventar, para conservar la riqueza de su suelo.

Erosión del suelo, descenso en los niveles de carbono orgánico, salinización y sodificación, desequilibrio de nutrientes, perdida de la biodiversidad del suelo, compactación, anegamiento, acidificación, contaminación, sellado y ocupación del territorio; son las problemáticas que debemos resolver los latinoamericanos para seguir contando con suelos y tierras fértiles de enorme calidad.

«Combatir la contaminación del suelo requiere un esfuerzo continuo por parte de todos los actores, desde la clase política y empresas a organizaciones de productores y consumidores, con la asistencia de la comunidad científico-técnica», explica la SECS.

Es momento de que los esfuerzos del mundo estén colocados en la preservación de los suelos y las tierras fértiles, con el firme propósito de conquistar un bienestar general que alcance cada rincón del planeta.

Nuestros suelos, nuestras tierras cultivables, son el pilar fundamental en nuestra lucha por la reducción del hambre.

Redacción: Morales, Joel (@joeldmc32) | Fuente: Web
Edición: Villasmil, Henry
Gráfica: Cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *