Los grandes de la temporada 2020-2021 LVBP recibieron sus premios

Hernán Pérez Más Valioso LVBP 2020-2021

Los tiempos cambian y aún más rápido, si las circunstancias de una pandemia obligan a tener una «nueva normalidad».

Caracas, DC, Venezuela, 26 de enero de 2021 (ND58).- En ediciones pasadas, los premios a los mejores jugadores de sus respectivas temporadas, recibían un agasajo en un connotado hotel de la ciudad. En esta oportunidad, tal como le sucedió al campeonato, se debieron realizar distintas acrobacias, para lograrlo.

La empresa Gerencia de Números Deportivo, junto a Line Up Venezuela, el presidente de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, los siete galardonados y periodistas presentes en el recinto, se dieron cita para conmemorar a los mejores peloteros del curso 2020-2021, por medio de un Instagram Live en la cuenta de @LVBP_Oficial y @losgrandesdelalvbp.

Bajo la conducción del periodista Héctor Cordido, se fueron anunciando cada uno de los premios, y las palabras del presidente de la LVBP, Giuseppe Palmisano, que destacó la realización de la campaña y del evento.

«Es un milagro tener la liga viva este año», dijo Palmisano. «Son 75 años en los que la Liga se ha mantenido presente en los venezolanos».

El primero en alzar su premio fue el Cerrador del Año, Silvino Bracho. El taponero zuliano abrió las condecoraciones que se entregan por fórmula. Luego, le tocó el turno al Setup de la campaña, Iván Medina. El derecho de Caribes de Anzoátegui debutó este año, pero sabe que su rol como preparador, solo le abre las ganas de cerrar los encuentros.

«Me veo como cerrador. Este año me veo así o preparador, pero contento de la oportunidad», confesó el nativo de Carúpano. «Mi equipo me ayudó. Cada uno de ellos le pedí consejos para enfrentar a cada bateador que no conocía».

Por último, el premio de Productor del Año, le cayó finalmente a las manos de Ramón Flores. El bateador de los Bravos de Margarita se encargó de relucir entre tantos talentos jugadores de los insulares, pero que al final, logró amarrar el título para él.

«Un día antes conversaba con Henry Blanco. Él me dejó saber la responsabilidad que tenía en el grupo. Mientras transcurría la temporada me di cuenta de lo que teníamos y hacíamos. No clasificamos, pero los números quedaron allí», recordó Flores.

«Me caracterizo por tener un plan antes del juego. Puede que cambie, solo dependiendo si el picher lo cambian, pero ya estoy acostumbrado a batear con presión y me ayuda ese tipo de momentos».

Los galardones que se consiguen por medio de los votos recolectados entre 50 periodistas acreditados por LVBP en el país, comenzó con la elección del Mánager del Año.

José Moreno, actual estratega de Cardenales de Lara, se llevó el logro por mantener el mejor récord de la temporada, con un equipo en el que supo manejar el gran nivel de sus jugadores.

«Sin el staff y jugadores del equipo no hubieses sido posible este premio. Cardenales ha comprado la idea de todo lo que faltaba en el pasado. Ahora, Cardenales es el equipo que los rivales buscan vencer», mencionó el falconiano.

Ante las preguntas de los comunicadores presentes, dejó claro, que Cardenales ha tenido tanto éxito en la década, por revolucionar la imagen de un mánager.

«La combinación de todo. Debes salir preparado al terreno. Tener buena comunicación con los jugadores. No es como antes que el mánager solo manda. Los jugadores deben también participar en lo que se necesita. Hay que estar preparado para todos los escenarios. Mantener el trabajo diario para salir preparado», explicó.

Jhonny Pereda no está jugando desde el final de la Ronda Regular con los Leones del Caracas. Sin embargo, le quedó cerca de su casa en San Sebastián de los Reyes, estado Aragua para retirar el único premio que no repetirá ningún ganador: Novato del Año.

«El trabajo fue emplear bastante la confianza en el plato. Antes me iba con dos strikes y no peleaba los turnos. Luego aprendí a ser más calmado y confiar en mí», relató Pereda. «Jugar con peloteros de tanta experiencia me ayudó bastante, porque saben mucho de la Liga. Ellos saben mucho de jugar aquí a jugar en Estados Unidos en las Menores. Esa fue la principal diferencia».

Por segundo consecutivo, los honores al mejor serpentinero de la zafra recayeron sobre los hombros de un pelotero de los Navegantes del Magallanes. Erick Leal al fin tuvo la temporada completa que antes sus organizaciones en el béisbol organizado no le permitían vivir.

«Mi mentalidad siempre fue ayudar al equipo. Yo no estaba en los planes de ser abridor. En el pasado tenía las restricciones con (Cachorros) Chicago. Pero dependiendo las circunstancias de haberme quedado agente libre y la pandemia, obligó a que yo pudiera quedarme como abridor a tiempo completo y demostrar lo que podía hacer», aseguró el derecho.

Un lanzador que no estaba en plan estelar para los turcos, tuvo un cambio de mentalidad positivo para superar cualquier tipo de barreras.

«Mi mentalidad siempre fue agresiva. Siempre escuchaba todo lo que decían de mí. Pero me mantuve humilde y sin hacer caso a lo que decían, sino en mantenerme positivo para conseguir los resultados. No ha sido fácil las lesiones. No es fácil llegar de operaciones, así como Silvino y yo que venimos de una cirugía Tommy John, esto demuestra que podemos regresar aún mejor», expresó.

El premio Regreso del Año, siempre ha tenido muchas opciones. En esta oportunidad Daniel Mayora y Carlos Rivero quedaron como escotas del lanzador Silvino Bracho, quien superó las lesiones para ser nuevamente, aquel escopetero que llegó a las Mayores con grandes expectativas en su brazo.

«Venir de una Cirugía Tommy John no es nada fácil. La clave fue mantenerme entrenando y sabiendo lo que sé hacer. Yo solo quería estar sano y saludable. Cada vez que me pusieran a salvar poder hacerlo», soltó el cerrador de las Águilas del Zulia y actual refuerzo de Cardenales.

«La clave es no bajar la cabeza. No dejar de trabajar. Yo llegué de Estados Unidos y el mismo día entrené de una. Hernán Pérez me preguntó ‘si descansaría’, pero yo le respondí que no podía. Yo tenía que estar listo para jugar desde el primer día y aquí está el logro. Regresar por lo alto».

Por último, el premio quizás más prominente de la cita es el de Más Valioso. Hernán Pérez ha sido a través de los años, un jugador que no escatima su tiempo de Grandes Ligas, en presentarse en la LVBP. Aseguró que estar activo en su país, durante el invierno le otorgó seguir con gran nivel en la Gran Carpa.

«Lo principal es estar orgulloso de mi mismo y de mi equipo. Es un logro gracias a mis compañeros, porque cada vez que se embasaban yo los podía remolcar», dijo. «Es algo que siempre le diré a los jóvenes. Jugar en Venezuela es lo que me ha ayudado en mi carrera. Cada vez que juegue aquí, es lo que me ayudará a seguir creciendo como jugador. Sea con el equipo que sea, ahora estoy con Tigres, pero siempre quiero mantenerme jugando aquí».

Los galardonados posaron juntos para la foto grupal, luego de que se le entregó al presidente de la Liga, Giuseppe Palmisano, junto a Magglio Ordóñez, Carlos Miguel Oropeza y Samuel Moscatel un reconocimiento, de poder haber realizado la campaña 2020-2021, a pesar de las circunstancias que abundan en el mundo, a causa de la Pandemia.

Redacción ND58 | Fuente: Pedro Felipe Hernández | Prensa LVBP
Edición: Villasmil, Henry
Gráfica: Francisco Marchán

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *