25 de abril: ¡Día de la lucha contra el maltrato infantil!

El abuso infantil, y en especial el abuso sexual, es un problema universal alarmante que requiere de una imperativa implementación de medidas a nivel familiar, nacional e internacional.  Por iniciativa de la Fundación Cumbre Mundial de la Mujer, FCMM, junto con alrededor de cuatrocientas organizaciones de diferentes países, esta conmemoración tiene como objetivo poner en evidencia el problema del abuso contra los niños y niñas y la urgente necesidad de poner en marcha programas de prevención, así como facilitar la creación de redes de contacto para globalizar estas actividades.

Maracaibo, Zulia, Venezuela, 25 de abril de 2017 (D58).- Debido al cada vez mayor grado de concienciación sobre el tema y al consecuente incremento en la cantidad de denuncias de estos aberrantes hechos, la problemática va ocupando en forma creciente la escena pública y política.

Pero la gravedad del problema requiere del compromiso de toda la comunidad internacional y esfuerzos permanentes para mantener su visibilidad y avanzar en su prevención.
Todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a:

La vida, dignidad, libertad, identidad, integridad, imagen, salud, educación, recreación, descanso, cultura, y a ser tratado en igualdad de condiciones cualquiera sea su sexo, religión, condición social.

Ser protegido respecto del abuso sexual, del abandono, de la prostitución, de todo trato discriminatorio, y de la explotación económica.

A mantener los vínculos con los padres, abuelos y familiares.

A recibir asistencia económica de su familia.

Padres y Madres DEBEN: respetar al niño, niña y adolescente, alimentar, cuidar la salud y velar por la educación.

La violencia doméstica hacia los niños comprende el maltrato infantil y el abuso sexual:

Maltrato infantil: se define como toda acción u omisión intencional que provoque daño físico o psicológico en niños, niñas y adolescentes, practicada por los adultos encargados de su cuidado y desarrollo: padres, tíos, maestros, educadores, etc.

El maltrato puede ser físico, psicológico o por negligencia.

Físico: cualquier acción intencional que provoque daños físicos en el niño, sean estos visibles o no, como por ejemplo: quemaduras, golpes, pellizcos, fracturas, entre otras.

Psicológico: es cualquier actitud que provoque en el niño o niña sentimientos de descalificación o humillación.

Por negligencia: es la no protección del niño ante eventuales riesgos y la no atención de sus necesidades básicas cuando los padres o cuidadores están posibilitados para hacerlo.

Abuso sexual: es el ejercicio abusivo de poder de un adulto hacia un niño que implica la satisfacción sexual de quien lo ejerce en detrimento y desconocimiento de la voluntad del niño.

Otra forma de someter a los niños a situaciones de violencia es cuando estos son testigos de maltrato o abuso sexual hacia terceros. Se considera que las consecuencias son similares a las que experimentan los niños que viven la situación de violencia en forma directa.

Es muy importante recordar que es nuestro deber velar por la integridad de nuestros jóvenes y niños. Para ello debemos informarnos a fin de poder prevenir, detectar y denunciar situaciones de maltrato hacia ellos.

Juntos debemos hacer que los derechos de los niños sean respetados.

Redacción y fuente: derechoshumanosaro.wordpress.com
Edición: Villasmil, Henry
Imagen: Google

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *