El Museo de los Niños cumple 35 años

Un lugar para soñar a ser grande, un túnel de colores, un piano gigante con teclas que de verdad suenan, tubos de ensayo con sustancias que si se mezclan mal… ¡pum!, estudios de televisión para ser estrella por minutos, una mujer transparente que deja ver sus órganos para saber cómo funciona el cuerpo humano, trajes de astronauta de verdad, originales de la Nasa, que pueden utilizar los visitantes, la posibilidad de caminar en la Luna en pleno centro de la capital o de ver las estrellas al mediodía, es lo que ha llevado el Museo de los Niños a los más consentidos de la casa durante 35 años.

Caracas, DC, Venezuela, 05 de agosto de 2017 (D58).- Hoy, el Museo de los Niños, cumple 35 años, luego de abrir sus puertas el 05 de agosto de 1982 en el complejo habitacional Parque Central, convirtiéndose en el primer museo de Latinoamérica dedicado al público infantil.

Alicia Pietri de Caldera estuvo al frente del instituto desde su creación hasta el 2011, tras su fallecimiento. Actualmente, la hija de Alicia, Mireya, se encarga de la presidencia del museo.

Dos edificios alberga la experiencia para los más pequeños. El primero nació con cuatro áreas básicas: Biología, Comunicación, Ecología y Física. Diez años más tarde se inauguró el segundo; La conquista del espacio, con tres pisos incluyendo el planetario.

Cuando abrió sus puertas, el museo estaba dirigido a niños de entre seis y 14 años de edad; «la dinámica nos llevó a impulsar que con el paso del tiempo bajáramos el parámetro a partir de los cuatro años, manteniendo igual el techo, y a que se abriera un área especial para atender a quienes están en edad preescolar», comentó

Darwin Sánchez, quien hace 16 años se inició como guía en los pasillos y actualmente es el jefe de la Unidad de Educación del museo.

Sánchez también explicó que se mantienen en constante actualización de las áreas temáticas; «El reto del museo es tener cada día algo mejor. Los temas de las áreas de Biología y Comunicación se han actualizado mucho. Tenemos una molécula de ADN gigante, por ejemplo. Las áreas temáticas se actualizan de acuerdo a como vaya avanzando la tecnología. Se incorporan los contenidos de acuerdo a su dinámica», aseguró.

«Otro ejemplo es la Realidad aumentada, que es una de las áreas que más han gustado al abordar la tecnología de los “Pokémon”, pues mostramos su proceso y cómo ocurre», añadió.

Hizo énfasis en que el museo es una institución educativa y, después, recreativa; «Nuestro objetivo es ser un punto de apoyo de los docentes y que los niños aprendan jugando. Por eso hay espacios en los que ellos pueden interactuar con la exhibición».

Para recorrer el museo se necesitan 24 horas

Tienen la política de: «A mi ritmo, a mi tiempo y a mis intereses», lo que permite que el visitante haga el recorrido como desee. Hay 60 guías, repartidos en los distintos espacios, que se encargan de asistir a quienes lo requieren.

La conquista del espacio (donde los niños tienen la posibilidad de vestirse de astronautas) es de las salas favoritas; «ahí conocen cómo es por dentro la nave (Apolo 11) y hacen la caminata lunar. Otros muy visitados son Colores musicales, Cómo somos por dentro, Hagamos papel y el Planetario, que tiene 10 funciones diferentes. Para este aniversario estrenamos el eclipse», expresó Sánchez.

Todos los años tienen un tema especial

El tema de esta celebración de los 35 años es: «Cuidemos el planeta», que servirá como punto de lanza del programa Buenas prácticas para el uso eficiente de los recursos naturales.

Sánchez aseveró que, por ser una fundación privada desde su nacimiento, el museo actualmente se mantiene; «100 % con el ingreso de la taquilla, que tratamos de mantener lo más solidaria posible. También recibimos aportes y donaciones. Todas nuestras áreas están operativas, algo que no solo logramos con los ingresos, sino con trabajo y compromiso de un equipo que busca la excelencia».

Hoja de ruta

  • Dos áreas externas también forman parte del museo: la exposición «La emoción de vivir sin drogas», enfocada en la parte física y emocional; y «Una gran caja de colores», dedicada a los niños de educación inicial.
  • La entrada equivale a lo que costaría a dos personas ir al cine e incluye todas las áreas. El Planetario y las exposiciones tienen un costo menor. El horario de visita es de 9:00 a.m. a 5:00 p.m.
  • Tiene capacidad para 1.800 personas en simultáneo en todas sus áreas. Diariamente se reciben, en promedio, 400 personas. Cifra que aumenta en esta época por los planes vacacionales.
  • «Museíto» es el personaje que identifica la institución. Ilustrado por Jorge Blanco, es utilizado en videos.

Redacción y fuente: Agencia
Edición: Vera, Raquel
Fotos: Google

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *