Ana Frank: Ejemplo de constancia, optimismo y esperanza, cumpliría hoy 91 años

Fue un día como hoy hace 75 años, en 1942, cuando la pequeña Ana Frank recibió un valioso regalo que se trataba de un cuaderno pequeño cuadriculado, de cuadros rojos por parte de su papa en honor a su cumpleaños número 13, la joven judía soñaba con convertirse en una gran escritora, sin embargo después de fallecer víctima de los nazi, «El Diario de Ana Frank» —entre el 12 de junio de 1942 y el 1 de agosto de 1944 en un total de tres cuadernos conservados en la actualidad—, fue publicado gracias a su papa convirtiéndola en un icono mundial de la historia universal.

Maracaibo, Zulia, Venezuela 12 de junio de 2020 (ND58).- Ana Frank de origen judío, comenzó a escribir desde recibir aquel regalo, sin embargo poco después comenzó la persecución nazi de los judíos que desemboco en el Holocausto.

A consecuencia de esto por pertenecer a una familia de judíos, la joven Ana Frank tuvo que huir junto a su familia, permaneció escondida en un anexo del negocio de su padre en Amsterdam, en estos dos años de escondite la joven se dedicó a escribir sus intimidades y sus vivencias.

Durante la guerra, la pequeña Ana Frank relató, todo lo que tuvo que hacer para esconderse, las calamidades que soportaba sin embargo su actitud soñadora, entusiasta y optimista resaltan en el libro. También escribió como toda la adolescente, su amorío junto a una chico perteneciente a las ocho personas que también se escondían, eran algunos años mayor que ella. La joven añoraba pasionalmente y tenía la convicción que todo iba a pasar y ella cumpliría el sueño de establecer una familia junto a él.

Ana Frank en su diario lo nombró «Kitty», en honor a una amiga del colegio que se llamaba Katherine, el grupo de familias estuvieron escondidas por más de dos años en el Achterhuis «La Casa de Atrás», las escrituras del diario corresponden la fecha desde 12 de junio de 1942, hasta el 1 de agosto de 1944, bajo el contexto histórico de la Segunda Guerra Mundial, que estalló luego de la ruptura del «Pacto germano soviético», firmado en agosto de 1939.

Ese mismo año Hitler invadió Polonia consecutivamente Gran Bretaña y Francia, le declararon la guerra a Alemania, en el verano de 1940, ya Hitler dominaba gran parte de Europa y en mayo de 1940, se encargó de lanzar ochenta divisiones sobre Bélgica y Holanda en compañía de tropas, llego la inhumana y siniestra Gestapo a cumplir leyes raciales dictadas por el régimen Nazi.

La familia Frank habían emigrado a Holanda en 1933, escapando del antisemitismo, sin embargo no pudieron abandonar el país y estuvieron refugiados 25 meses hasta lamentablemente ser encontrados por la Gestapo.

El Diario de Ana Frank es uno de los más conmovedores testimonios de persecución nazi hacia los judíos, la joven escribió y relato todo lo que vivió por más de dos años encerrada en un anexo tan pequeño como un ático.

El 4 de agosto de 1944, lastimosamente unos vecinos delataron a las ocho personas escondidas en «La Casa de Atrás», la familia Frank fue separada y llevada a diferentes campos de concentración.

Después de sobrevivir algún tiempo en los campos de concentración de Westerbork en Países bajos dentro de Polonia.

Ana y su hermana mayor Margot, fueron deportadas a Bergen – Belsen donde ambas murieron durante una epidemia de tifus, primero Margot el 12 de febrero y el 15 de febrero Ana Frank.

El tifus, era una enfermedad causada por extrema falta de higiene en el campo de concentración, del holocausto.

La mama de ambas Edith Holländer muere por inanición en el campo de concentración Auschwitz-Birkenau. Hermann Van Pels.

Murieron a tan solo meses de terminar la guerra, el único sobreviviente a los campos de concentración fue su padre Otto Frank, cuando regreso a Ámsterdam, Miep Gies una de las personas que los había ayudado a esconderse durante todo ese tiempo, había guardado el diario de su hija, se lo entregó junto a cinco libros y cúmulo de hojas sueltas que su pequeña había escrito durante el escondite.

En 1947, cumpliendo los deseos de Ana Frank, su padre decide publicar el libro y desde entonces se ha convertido en uno de los libros más leídos en todo el mundo.

La primera publicación se hizo bajo el nombre «La Casa de Atrás», en Ámsterdam, Países bajos en 1947, por la editorial Contact.

En 1955 se publicó la primera traducción en español, titulada «Las habitaciones de atrás», editorial Garbo, Barcelona.

Posteriormente los títulos fueron cambiados: «Diario de Ana Frank» o «El Diario de Ana Frank». En 1959, el Diario fue llevado al cine y una serie de televisión en 1967.

Luego del fallecimiento de Otto Frank en 1980, heredó los escritos al Instituto Neerlandés para la Documentación de la Guerra.

El Fondo Ana Frank, Suiza es el heredero de los derechos de autor de los textos, en 1998 se publicación cinco nuevas páginas desconocidas del diario.

El libro tuvo un éxito arrollador alrededor de todo el mundo, especialmente en Israel, Estados Unidos y el Reino Unido. Se han venido más de 30.000.000 ejemplares y permaneció encabezando la lista de los libros más vendidos durante 20 semanas.

La joven Ana Frank, es un ejemplo de constancia, optimismo, esperanza en su libro se refleja su pasión, entusiasmo, ilusión y sobretodo la manera tan hermosa que tenia de ver la vida, su actitud ante las adversidades y situaciones difíciles, en homenaje a esta pequeña escritora que su legado de relatos la convirtió en una de las más grandes escritoras de la historia, aún después de su muerte, es un ejemplo de lucha para todas las generaciones siguientes…

Diario de Ana Frank:

Domingo 14 de junio de 1942

El viernes desperté ya a las seis. Era comprensible, pues fue el día de mi cumpleaños. Pero no podía levantarme tan temprano y hube de apaciguar mi curiosidad hasta un cuarto para las siete. Entonces ya no soporté más y corrí hasta el comedor, donde nuestro pequeño gatito, Mohrchen, me saludó con efusivo cariño. Después de las siete fui al dormitorio de mis padres y, enseguida, con ellos al salón para encontrar y desenvolver mis regalos. A ti, mi diario, te vi en primer lugar, y sin duda fuiste mi mejor regalo. También me obsequiaron un ramo de rosas, un cactus y unas ramas de rosas silvestres. Fueron los primeros saludos del día, ya que más tarde habría bastante más. Papá y mamá me entregaron numerosos regalos y mis amigos tampoco se quedaron atrás en materia de mimarme. Entre otras cosas me regalaron un libro titulado «Cámara oscura», un juego de mesa, muchas golosinas, un rompecabezas, un broche, las «Sagradas leyendas de Holanda» de Joseph Cohen, otro libro encantador, «Las vacaciones de Daisy en la montaña» y algún dinero. Con éste me compré las leyendas mitológicas griegas y romanas. ¡Fantástico!.

Redacción: Rubio, Laura Isabel (@lauraisabelrubio) 
Edición: Villasmil, Henry
Gráficas: Cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *