Se elevan a 23 los muertos en la explosión de aires acondicionados en Bangladesh

El fuego comenzó en un inmueble en el que se encontraba un almacén de productos de plástico.

Internacionales, 06 de septiembre de 2020 (ND58).- El número de muertos en un incendio provocado por la explosión de varios aparatos de aire acondicionado en una mezquita en Bangladesh aumentó este domingo a 23, mientras que al menos 14 afectados continúan en estado crítico en uno de los peores recientes sucesos de este tipo.

«Hasta ahora, 23 personas han muerto. Tememos que el número de muertos todavía podría aumentar porque la situación de los heridos es muy precaria», dijo a Efe un portavoz de la unidad de quemados del Hospital Universitario de Dacca, Partha Shankar Paul.

El incendio tuvo lugar en la noche del viernes en la ciudad de Fatullah cuando, según la versión de las autoridades bangladesíes, seis aparatos de aire acondicionado explotaron mientras casi cincuenta personas se habían reunido para rezar en la mezquita.

La explosión y el fuego subsiguiente fue probablemente causada por una fuga en las canalizaciones de gas bajo el edificio, declaró la Policía bangladesí, que ha descartado que se trate de un ataque intencionado.

Los vecinos acudieron a la mezquita al poco tiempo de iniciarse las llamas, según explicaron a Efe los testigos que socorrieron a las víctimas llevándolas a un estanque vecino.

Unas 37 personas fueron enviadas al hospital, muchas de ellas en estado crítico, y algunas han fallecido en las últimas horas a causa de sus graves quemaduras.

Mohammad Selim, familiar de tres víctimas admitidas en el hospital, dijo a Efe que uno de sus allegados murió la pasada noche y no le queda otra opción que rezar por su recuperación de los supervivientes.

«Mi primo murió hacia las diez de la noche de ayer. Ahora estamos rezando por la recuperación de los otros», dijo Selim.

Sucesos relacionados con fugas de gas ocurren con relativa frecuencia en Bangladesh, atribuidos principalmente a las precarias condiciones de la infraestructura y insuficientes medidas de seguridad.

El número de víctimas suele ser reducido y raramente alcanza más de una decena.

En uno de los peores recientes siniestros, un incendio en el casco antiguo de Dacca arrasó en febrero de 2019 casi por completo siete edificios, ocasionando al menos 70 muertos y 55 heridos.

Redacción ND58 | Fuente: EFE
Edición: Villasmil, Henry
Gráfica: web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *