Clásico José Antonio Páez da inicio a la Triple Corona del hipismo venezolano este domingo

Diez caballos tresañeros están inscritos para este primer peldaño de la triple corona del hipismo venezolano

Caracas, DC, Venezuela 12 de Septiembre de 2020 (ND58).- Llegó el momento de disfrutar de nuestro propio «Derby» el Clásico José Antonio Páez, que significa el inicio de un nuevo episodio de la Triple Corona Nacional. El «Páez» año tras año reúne a lo mejor de cada generación de caballos tresañeros.

Triple Corona atípica.

Al igual que ocurrió en el hipismo norteamericano, la crisis generada por la pandemia mundial del Coronavirus, alteró la programación, las fechas previstas para los tres clásicos, e incluso, las autoridades del INH cambiaron las distancias de los dos restantes pasos de la trilogía. El «Páez» permanece en la tradicional milla, mientras que el Cría Nacional será en 1.900 metros y el República Bolivariana de Venezuela se correrá en 2.000 metros.

Van diez a la guerra

Una decena de muy buenos corredores conforman la nómina del Clásico José Antonio Páez, con la presencia de dos ejemplares que llegan invictos a la carrera. En primer término Daveparker, un descendiente de Vacation en Estigman producto del Haras La Invasión llega con cuatro victorias al hilo, demostrando una enorme calidad y un gran corazón.

El entrenado por Reynaldo Yánez es el gran candidato a la victoria, en esta ocasión será conducido por el joven Samuel Marín quien llevará los colores del stud Taramundi ante la suspensión del campeón Robert Capriles, su jinete Habitual.

Otro que aún no ha mordido el polvo de la derrota es Aktolgali, un hijo de Slew’s Tizzy en Miso del Haras Los Samanes. El pupilo del entrenador Rohemy Gámez ha corrido dos veces para igual número de victorias y en su más reciente demostró su calidad al superar una mala partida.

Llevará en la silla al inspirado Franklin González Jr y corre para los colores del stud Chamberi, los mismos del ganador del Clásico Internacional del Caribe, The Brother Slew. Un dato a considerar es que el «Páez» del 2019 lo ganó precisamente un hijo de Slew’s Tizzy, el ejemplar Kandinsky.

El caballo Raffstar viene a la carrera con pergaminos suficientes para alcanzar la victoria. Otro hijo de Vacation, pero este del Haras Los Caracaros. Es ganador de dos competencias, escoltó en par de oportunidades al campeón dosañero Speed Shot y en su más reciente cayó ante Daveparker en una carrera polémica.

Al entrenado por Nelson Castillo lo conducirá Jean Carlos Rodríguez para los clásicos colores del stud Quarterback. La cuadra de Nelson Castillo estará representada por otros dos ejemplares: Dimaggio, el criollito hijo de Tato Zeta en Srta Martina, producto del Haras La Invasión.

Posee una fabulosa velocidad, es ganador de tres carreras en cinco actuaciones incluyendo una prueba selectiva, llevará en la silla al transformado Carlos Rojas para el stud Saltamonte Racing.

El caballo Casalvieri completa la flota de la cuadra campeona de La Rinconada en el primer meeting de 2020. Es un descendiente de Tiz West en Miss Mauras del Haras Urama, uno de los que correrá en atropellada, es ganador de una competencia en seis salidas y llevará en la silla al internacional Keithon Natera.

Otro entrenador que tendrá más de un presentado es Rubén Lanz. El veterano preparador inscribió a My Dreaming Mate y My Titico Mate, ambos del popular stud Azatlán. My Dreaming Mate, es un descendiente de Great Thunder en Miss Venezuela del Haras Los Samanes.

Apenas dos salidas y un triunfo, desde mucho antes de su debut lo tienen conceptuado como un gran corredor, su jinete será Félix Vásquez. Por su parte My Titico Mate, es otro caballo netamente criollo, hijo del invicto Pedrocaimán en Otra Melodía del Haras La Primavera.

Es uno de los que en teoría saldrá a buscar la carrera en velocidad. En su más reciente dio señales de recuperación y será hueso duro de roer, su jinete será Cipriano Gil.

Cierran el parejo lote los que en teoría son los menos clasificados: Strength Mónaco, Trago Amargo y Rhygual. El primero de ellos es otro descendiente de Slew’s Tizzy de Los Samanes. Los que mostró en su única actuación es que estamos en presencia de un gran caballo.

Se impuso al galope en 1.400 metros pero en la recta final mostró un poderío sorprendente, nada tendrá de extraño si se impone el entrenado por Reynaldo Yánez que tendrá como piloto a Misael Rodríguez Ventura, el jinete de Gran Omero, corre para los colores del stud La Gran Fortaleza.

Trago Amargo debutó ganado y luego se lanzó un carrerón cayendo con todos los honores ante Aktolgali, parte por fuera y en la caballeriza de Freddy Petit el optimismo es notorio, es un hijo de Marital Asset en Lido Di Venezia del Haras La Primavera, el enérgico Maikel Rodríguez será su jinete con la chaquetilla del stud La Vieja.

Por último el« outsider» de la prueba, Rhygual, un hijo de Gold Dollar en Centinela, también del Haras La Primavera, tiene una visita al paddock de ganadores en tres salidas, pero ese triunfo fue por vía de galope y su entrenador Rogher Zamora espera dar la campanada haciendo yunta con el experimentado Ramón Eduardo Ibarra con los colores del stud Normandía.

Así pues, la mesa está servida para otra edición del Clásico José Antonio Páez, buscando un nuevo triple coronado de la rica historia del hipismo venezolano.

Redacción: Molero, Luis  (@Moleromarquez) | Fuente: Agencias
Edición: Villasmil, Henry
Gráficas: Cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *