Si deseas recibir en tu teléfono inteligente esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram Clic aquí →: https://t.me/noticiasd58

Psicoterapeuta Mayerling León: «es tiempo de transformación personal, familiar y social»

Mayerling León uno
Psicoterapeuta Mayerling León

«Lo  que yo hago hoy tú no lo comprendes, pero lo entenderás después», Juan 13:7.

Maracaibo, Zulia, Venezuela, 05 de abril de 2020 (ND58). Confinada en casa como el resto de los venezolanos, por la pandemia del coronavirus y las medidas expuestas por el gobierno, la psicoterapeuta Mayerling León (@soymayerlingleon en Instagram) considera la situación actual un proceso de transformación personal, familiar, social.

Desde su domicilio, donde brinda consultas de forma virtual y se ocupa de mantener la salud mental de todo aquel que lo requiera, la también coach motivacional, comunicadora social y conferenciante, con 30 años de experiencia, conversó con Digital58.

La también comunicadora social brinda apoyo de forma gratuita a quien lo requiera

La presencia del coronavirus
ha generado un escenario de incertidumbre y nerviosismo. Hablemos sobre el impacto psicológico de la cuarentena.

— Indudablemente, es una situación que impacta la rutina diaria de una u otra manera, genera una reacción en el ser humano.

En este caso, el tema de quedarnos en casa por un tiempo, hasta ahora indeterminado, ha traído como consecuencia que muchas personas entren en pánico o estados de ansiedad, entre otras reacciones psicológicas, propias en incertidumbre.

Otras han tenido, incluso, episodios de frustración y depresión, donde el impacto a nivel orgánico es notorio, sin contar el impacto en el proceso de interacción familiar, antes solo se veían por ciertas horas.

En este momento, llevan más de 29 días interactuando 24 / 7, ha sido para muchos una prueba de fuego que va desde discusiones reiterativas hasta ruptura.

En el caso de los jóvenes, ha cambiado de manera exponencial su rutina, ya que se anuló la posibilidad de encontrarse con sus pares, ha generado conflictos familiares.

Los efectos psicosociales salen a flote, ¿cuáles proliferan y qué desencadenan?

— En el caso de los jóvenes, el aislamiento ha provocado la generación de estados de ansiedad, trayendo como consecuencia trastornos como insomnio, irritabilidad y, en muchos casos, agresividad pasiva.

En los adultos, aunque la ansiedad es determinante, la depresión y frustración es propia, ya que hay algunos compromisos propios, por cumplir, y esta situación ha minimizado los ingresos al hogar.

Esto, trae como consecuencia que se desencadenen otras reacciones. Incluso, en las relaciones de pareja.

— El lado positivo…

— Considero, firmemente, que estar en casa es un proceso que nos cambiará a todos, radicalmente, nuestro estilo de vida.

El más importante entre muchos ha sido la reconciliación o reencuentro familiar, estábamos muy distraídos.

Ya no habrán más temperamentos obsesivos con el tiempo, ni excusas para faltar a algún compromiso; la situación ha fortalecido en gran medida los lazos familiares.

Ahora, comprenderemos que en el hogar el trabajo es en equipo; mirar a los ojos a nuestros hijos sin estar apurados, llegar exhaustos del trabajo y no vigilar detalles del hogar será cosa del pasado.

Nuestra familia será lo más importante y ya no surgirán más dilaciones para abrazarnos, escucharnos y reconocer que todos somos importantes.

Además, debemos soltar aquello que nos limita, bloquea o minimiza. Es tiempo de transformación personal, familiar y social.

Otro mensaje. Nos hicimos conscientes que todos somos iguales frente a una situación de peligro, no hay diferencia de color de piel, situación económica, afiliación a grupos determinados. Todos somos, sencillamente, humanos.

Para la naturaleza, el impacto a sido muy favorecedor. La tierra necesitaba un descanso de nosotros y un respiro. Hoy los resultados son evidentes.

Tips para evitar que la cuarentena se convierta en una «pesadilla».

— Establecer un plan de acciones o responsabilidades diarias.

Minimizar el consumo de información a través de los medios de comunicación. Sobre todo, fatalista.

Realizar rutinas de distracción familiar, compartir juegos.

Evitar que todas las conversaciones giren en torno al tema coronavirus.

Hacer respiración consciente o diafragmática, cuando se sienta estados de ansiedad.

Realizar el descarte de ropa, objetos. Incluso de correos que no necesitamos, es terapéutico.

¡Sonreír, es mágico! Si la situación se sale de control, buscar apoyo terapéutico.

En mi caso, pueden escribirme a través de mi Instagram. Ofrezco apoyo gratuito a cualquier persona que lo requiera.

— ¿Cómo beneficia la terapia al confinamiento?

— Lo primero es hacernos conscientes que la especie humana está frente a un peligro inminente, una pandemia, y, frente a eso, solo estamos a salvo realizando las medidas de prevención. Entre ellas, el confinamiento.

No estamos aislados ni presos en casa, solo estamos en el lugar más seguro para nosotros y los otros.

Esas personas que aún así se niegan a asumir lo que está pasando requieren apoyo terapéutico.

La psicoterapia te ayuda a hacer llevadero el proceso, el terapeuta tiene las herramientas profesionales necesarias,para canalizar cualquier situación que pudiese impactar la psiquis.

El aporte de otras personas, con buena intención, hablará de su perspectiva y realidad. Pero, solamente, será un pañito caliente al conflicto interno.

Con la ayuda terapéutica se ven los resultados muy pronto, siempre que la persona sea receptiva a este apoyo.

Redacción: García Grisel (@burbujamedia_)
Edición: Villasmil, Henry
Gráficas: cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *