#NBA: Lakers-Heat, una final histórica para una temporada histórica

Por primera vez en las finales de la NBA, Miami y Los Ángeles se verán las caras para definir cuál es el mejor equipo en el mejor baloncesto de mundo.

Orlando, Estados Unidos, 30 de septiembre de 2020 (ND58).- El gran espectáculo ya casi llega a su fin luego de un año atípico y repleto de novedades. La NBA ya está por terminar y todo quedará decidido en una final al mejor de siete juegos, en una histórica serie de campeonato entre Los Ángeles Lakers y Miami Heat, que inicia el próximo miércoles.

Luego de 10 años la franquicia púrpura retorna al juego más importante de la temporada y vuelve a tener grandes oportunidades de alzarse con el campeonato, a pesar de que ya no cuentan con el gran Kobe, quien los guió en sus últimas cinco finales. Ahora los acompañará desde otra tribuna.

Por otra parte el Heat, tiene experiencia más reciente en series de campeonato. El equipo del sur de Florida, hacía apenas seis años que no visitaba esta instancia y quien los guió en sus últimas finales, LeBron James, ahora se encuentra en la acera del frente.

El camino a la gloria

Cuando la NBA llegó a la burbuja de Orlando, parecía poco probable que estos dos equipos se disputaran el campeonato.

Por un lado los Lakers, eran claros favoritos para el campeonato y desde el arranque de la temporada dominaron el Oeste, trastabillaron un poco al entrar a la burbuja, pero cuando James y Davis tomaron el ritmo, ya nada los detuvo.

El poderío de estos grandes, que sin duda marcarán pauta en las finales, le permitió a Los Ángeles despachar a sus rivales de postemporada en cinco juegos (Trail Blazers, Rockets y Nuggets), una marca impresionante tomando en cuenta los equipos que enfrentaron.

De los 462 puntos que marcó el equipo en los cuatro encuentros ganados contra los Nuggets, Davis anotó 129 y LeBron 105, es decir, más de la mitad de las anotaciones de los Lakers se concentran en estas estrellas.

Este es un dato que seguro el coach Spoelstra tomará en cuenta para poder frenar a sus rivales.

«El Rey» y Davis, han sido las grandes figuras de los Lakers en esta postemporada, y básicamente fueron las grandes estrellas del conjunto durante toda la temporada regular.

Ambos son el engranaje de una maquinaria perfectamente aceitada, que cuando esta al máximo es indetenible, cuando uno deja de funcionar satisfactoriamente, el otro sale al resácate del quinteto. De hecho se han pasado el protagonismo de la misma manera que intercambian el balón en el tabloncillo.

¿Pero qué sucede cuando ambos tienen un mal día, bien sea por la intensidad defensiva del rival o porque simplemente no estuvieron bien? Nadie en el quinteto puede suplir a estas grandes figuras.

Por lo tanto, James y Davis son los pilares del coach Frank Vogel, pero también son el talón de Aquiles de su equipo.

Miami llega hasta la última instancia contra todo pronóstico.

Acabó en quinto lugar en su conferencia, por detrás de los Pacers, Celtics, Raptors y Bucks. A excepción de los Raptors, los otros rivales fueron eliminados por el Heat en la postemporada.

A Indiana barrieron con 4-0, a los Bucks 5-1 y los Celtics batallaron un poco más, pero se fueron luego de seis encuentros con 4-2.

Bastante mérito tiene este equipo, donde cada jugador cuenta y para el cual cada segundo sobre el tabloncillo vale.

Entre las grandes bondades de un equipo que ya cuenta con la experiencia de Jimmy Butler y el tricampeonato de Andre Iguodala con Golden State, se halla el joven talento de Bam Adebayo, que suma en ataque y en defensa, un experto en rebotes y asistencias, y además, especialista en las anotaciones de campo.

Pero que además cuenta con el juvenil Goran Dragic y el novato Tyler Herro. Miami es un equipo sin protagonismos marcados. El que puede, hace y el que no puede, colabora. El propio Herro lo demostró en el cuarto juego contra Boston, cuando se hecho el equipo al hombro.

El novato, marcó 37 puntos, una marca para Miami, a pesar de haber iniciado el partido desde el banquillo.

Los números de Miami son impresionantes en esta postemporada. Seis jugadores superan el 35 % de promedio en triples y cuatro superan los 15 puntos de media.

El pronóstico

El baloncesto es un deporte de colectividad, trabajo en equipo, donde cada uno de los componentes del quinteto debe sumar desde su propia capacidad. Los individualismos quedan sesgados cuando cada jugador hace su trabajo y contribuye.

Bajo esta primicia, es donde los Lakers entran en desventaja, mucho juego ofensivo concentrado en apenas dos jugadores, puede ser contraproducente para un equipo que se enfrenta a un conjunto donde todos aportan en medidas sustanciales.

Aunque es una serie que tiene todo para definirse en seis encuentros, e incluso extenderse hasta un séptimo decisivo, la capacidad de juego colectivo de Miami es superior a la concentración de baloncesto James-Davis que tienen los Lakers.

Con más jugadores productivos, el Heat tiene más oportunidades de dar batalla hasta el último cuarto, que al final es cuando se define el resultado.

Sin embargo, los Lakers han optado por el campeonato desde el arranque de la temporada. La experiencia otorga serenidad cuando la situación lo amerita, y nada como unas finales para hacer resaltar estas características de los jugadores.

LeBron James, Anthony Davis y Dwight Howard, son fichas de gran experiencia en la franquicia de Los Ángeles, un punto que sin duda les jugará a favor. Además, con un experto desde la pintura, como lo es James, los Lakers podrán aprovechar su capacidad de penetración, para hacer daño.

Las cualidades defensivas de los angelinos, podría complicar la mínima penetración de Miami, obligándoles a tratar de lejos –donde son expertos los miamenses.

Los Lakers tienen mayor oportunidad de ataque, sus jugadores pueden sumar puntos desde la distancia o desde la pintura.

Probabilidades

Lakers: 52,5 %
Heat: 47,5 %

Redacción: Morales, Joel (@joeldmc32)
Edición: Villasmil, Henry
Gráfica: Cortesía

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *