Un exalcalde venezolano muere en el exilio en Brasil víctima de la COVID-19

Según fuentes médicas, Delgado sufría diabetes, lo que agravó su cuadro de salud una vez que contrajo el coronavirus.

Brasil, 04 de diciembre de 2020 (ND58).- El político venezolano Ricardo Delgado, quien fue alcalde del municipio de Gran Sabana y se encontraba en el exilio en Brasil, falleció este jueves en la ciudad de Boa Vista, víctima de la COVID-19, según informaron fuentes médicas.

Delgado, de 49 años, estaba ingresado hace 21 días en un hospital de la capital del estado de Roraima, fronterizo con Venezuela y que en los últimos tres años ha sido la puerta de entrada a Brasil para decenas de miles de ciudadanos que han huido de la crisis política, social y económica que sufre esa nación caribeña.

El dirigente político era de la etnia pemón y un reconocido líder indígena del sur de Venezuela, donde habita ese pueblo cuya tierra se extiende también por el norte de Brasil y parte de Guyana.

Entre 2002 y 2004 fue alcalde del municipio de Gran Sabana, muy próximo a la frontera con Brasil, país en el que se exilió en 2019 tras denunciar una serie de persecuciones y amenazas del Gobierno que preside Nicolás Maduro.

En sus últimos meses en Brasil, Delgado trabajó en Roraima como representante de la representación diplomática de Juan Guaidó, líder opositor reconocido como mandatario legítimo de Venezuela por más de 50 Gobiernos, incluido el que encabeza el presidente Jair Bolsonaro.

El mes pasado, en el marco de las elecciones municipales que se celebraron en Brasil, Delgado denunció ante el Ministerio Público a dos candidatos a la Alcaldía de Boa Vista —finalmente derrotados— por «incitar a la xenofobia», con algunas propuestas que apuntaban a restringir la llegada de venezolanos a ese estado fronterizo.

María Teresa Belandria, embajadora designada por Guaidó ante el Gobierno brasileño, lamentó la muerte de quien calificó como «amigo querido» y que «llegó a Brasil huyendo de la persecución del régimen y se dedicó a proteger a sus hermanos pemones, también atacados y perseguidos por la dictadura».

Redacción ND58 | Fuente: EFE
Edición: Villasmil, Henry
Gráfica: EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *