Ali Ochoa: El compositor que llevará uno de sus secretos al Carnegie Hall

 

El músico venezolano será reconocido, próximamente, en uno de los sitios ilustres de los Estados Unidos tanto para los músicos clásicos como para los populares, famoso no solo por su belleza e historia, sino por su extraordinaria acústica.

Maracaibo, Zulia, Venezuela, 18 de septiembre de 2021 (ND58).- Me resulta inevitable hablar sobre un artista notable y singular, de esos que una vez que descubres se te hacen tan fascinantes que sientes ganas de conocer hasta sus pliegues internos. Sucede que un día me encontré en YouTube con este título: «Diary of Composer» (Diario de un Compositor) de Ali Ochoa, y me dio por conocer más sobre el personaje que estaba detrás de esta idea, que parecía me iba a llevar hasta el lugar donde había escondido su mejor secreto.

Hay cosas que uno no puede dejar para después, así que comencé a explorar… Es un diario —me dije—, pero no es un cuaderno, y tampoco un manuscrito…¡Es un álbum!

Hasta ahora, «Butterfly» es la pieza inicial del primer álbum como compositor de música contemporánea que Ali Ochoa ha hecho audible y visible para mí y para el resto de sus seguidores; pieza que marcará —como brújula— el camino hacia una de las salas de conciertos más emblemáticas del mundo: El Carnegie Hall en Nueva York.

Me afana contarles que Ali Ochoa ha ganado el tercer lugar del concurso internacional «American Protege» 2019 y cuya premiación será su entrada en un concierto en el Carnegie Hall durante la primavera del 2022, con la interpretación en piano de su pieza ganadora «Dark South» (El sur oscuro), que ha incorporado en su álbum Diary of Composer.

Ali pertenece al futuro, pero acude al pasado al utilizar vocoders en sus canciones —como en los años setenta—; cuando escucho Butterfly siento que estoy caminando entre lo antiguo e innovador, pero al fin y al cabo sobre una nueva expresión.

Su cerebro está lleno de ideas que no traiciona. Todo él es música, porque al palpar la sensibilidad de sus canciones especulo que lo más importante para él siempre será su próxima composición. Él ha dicho que su lugar ha sido el mundo y que entre sus prioridades está construir música que la gente no pueda evitar, que dilate sus pupilas en el segundo 1. Ahora, con mis pupilas dilatadas, me he sorprendido al profundizar en el trabajo de Ali, pues la historia de Butterfly me ha dejado con ganas de más, con pretensiones. Ese tintero llamado «Diario de un compositor» me ha preparado para verlo en el escenario y recorrer junto con él el camino hacia el Carnegie Hall, atravesando las ocho piezas restantes del álbum y sintiendo la temperatura de su música para acercarme al hueso de sus historias.

Redacción ND58 / Canaán, Nayib
Edición: Villasmil, Henry
Gráficas: Cortesía

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *