Cristiano Ronaldo es suspendido con cinco partidos tras el empujón al árbitro

En el superclásico de España, el pasado sábado, 12 de agosto, Cristiano Ronaldo fue expulsado tras recibir dos tarjetas amarillas; la primera la vio luego de quitarse la camiseta en la celebración de su gol, el cual puso el partido 2-1 a favor del club merengue; la segunda amarilla la recibe cuando Ronaldo cae en el área de la portería del Barcelona en un mano a mano con Umtiti que, según el árbitro De Burgos Bengoetxea, decidió expulsarlo al considerar que simuló un penalti, luego de este el astro del Real Madrid, disgustado, empujó al referí, costándole una sanción de cinco partidos suspendidos.

Madrid, España, 15 de agosto de 2017 (D58).- Cristiano Ronaldo se fue al suelo en el último suspiro de una carrera con Umtiti. El central del Barcelona tuvo que pujar con el luso en un balón en largo que le dejaba solo ante Ter Stegen.

Ronaldo, que se desequilibró, pidió penalti a De Burgos Bengoetxea que, sin más, se fue hasta él y lo amonestó con la segunda amarilla (la primera la vio cuando festejó el primer gol quitándose la camiseta).

«Simular haber sido objeto de infracción», reflejó el acta del colegiado. Y Ronaldo, ni corto ni perezoso, se fue hacia el primer árbitro y le empujó por la espalda; «una vez mostrada la tarjeta roja, dicho jugador me empujó levemente en señal de disconformidad», interpretó el árbitro.

La polémica estaba servida. La sanción se conoció este lunes: un partido de suspensión por la expulsión y cuatro por el citado empujón.

En su resolución, el juez de competición desestima los recursos del Real Madrid contra la segunda amonestación y la acción del empujón, recogida en el acta por De Burgos Bengoetxea.

De lo primero dice que; «del examen de las imágenes se desprende una acción del mencionado jugador compatible con la descripción de los hechos que realiza el colegiado». De lo segundo, explica que no puede considerarse un; «acto puramente instintivo», como alegó el Madrid, sino como; «una injustificada y desproporcionada reacción meridianamente tipificada en el referido precepto. La autoridad e integridad del colegiado merecen el más absoluto respeto», afirmó el juez. Además, impone una multa al futbolista de 3.805 euros y de 1.750 al Real Madrid.

Según refleja el código disciplinario de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), se podía prever la sanción.

En el artículo 96, donde se reflejan las acciones más graves, se especifica lo siguiente: «Agarrar, empujar o zarandear, o producirse, en general, mediante otras actitudes hacia los árbitros que, por solo ser levemente violentas, no acrediten ánimo agresivo por parte del agente, se sancionará con suspensión de cuatro a 12 partidos».

También apuntaba a lo sucedido en el artículo 117; «dirigirse a los árbitros, directivos o autoridades deportivas en términos o con actitudes de menosprecio o de desconsideración, siempre que la acción no constituya falta más grave, se sancionará con suspensión de dos a tres partidos o por tiempo de hasta un mes».

Imaginario penalti sobre Luis Suárez

Asimismo resaltamos que lo de Cristiano no fue la única jugada de la ida de la final de la Supercopa de España en que el árbitro fue protagonista.

Apenas 10 minutos antes, Luis Suárez se dejó caer a los pies de Keylor Navas y Bengoetxea señaló el punto de penalti tras dos segundos de incertidumbre.

«Piscinazo», en toda regla, a la vista de las imágenes de televisión. Otro detalle en un partido en que los merengues merecieron ganar, que también se suma a un posible penalti a Messi o un justo fuera de juego en el segundo gol del Madrid.

Tampoco fue fácil para el árbitro manejar los últimos compases, cuando los jugadores, con mucha tensión acumulada, generaron una tangana tras una falta en la frontal del área azulgrana.

Les tocaba sacar el balón a los de Valverde, pero Isco y Carvajal se encararon con Piqué y compañía. Finalmente, los locales pudieron sacar en la que sería una de las últimas jugadas del partido.

Redacción y fuente: Agencia
Edición: Vera, Raquel
Fotos: Google

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *