Simeone y el Atlético vuelven a mirar al largo plazo

La ampliación del contrato del entrenador argentino Diego Pablo Simeone con el Atlético de Madrid por dos temporadas, hasta el 30 de junio de 2020, supone la reafirmación de que el técnico y el club vuelven a mirar a largo plazo, tras haber reducido la duración del compromiso la temporada pasada.

Madrid, (España), 5 de septiembre de 2017 (D58).- Simeone hasta 2020. El anuncio de este martes es, en lo literal, el mismo que el Atlético realizó el 24 de marzo de 2015 en la sala VIP del Vicente Calderón.

Entonces se ampliaba el contrato en tres campañas, de 2017 a 2020 y era la segunda vez que se extendía sobre el papel la relación entre el Atlético y Simeone como entrenador, puesto al que llegó en diciembre de 2011 y en el que renovó por primera vez en marzo de 2013.

En aquel acto incluso el técnico argentino llegó a hacer mención a la inauguración del nuevo estadio, hoy Wanda Metropolitano, que será una realidad el próximo sábado 16, en la cuarta jornada de LaLiga ante el Málaga, curiosamente el club ante el que el argentino debutó como técnico «Rojiblanco».

No obstante, las circunstancias cambiaron tras el duro golpe que supuso la derrota en la final de la Liga de Campeones de Milán en mayo de 2016, otra vez contra el Real Madrid y de una forma cruel: si en Lisboa fue un empate en el tiempo de descuento, en Milán fueron los lanzamientos desde el punto de penalti.

En la rueda de prensa posterior a aquel dramático encuentro, con la decepción de haberse quedado en el escalón previo a la gloria europea, Simeone dijo que ése era «un momento para pensar».

Una expresión que fue interpretada como una duda sobre su continuidad en el equipo, despejada quince días después con una fotografía publicada por el entrenador en las redes sociales, en la que se le veía junto al consejero delegado del club, Miguel Ángel Gil y el director deportivo Andrea Berta (entonces director técnico) trabajando en la siguiente temporada.

Ya con la temporada pasada en marcha, Simeone confirmó que seguiría en el club hasta la inauguración del nuevo estadio, tal y como dijo a primeros de septiembre del año pasado en la presentación de su libro «Creer. El desafío de superarse siempre».

«Yo sigo siendo transparente, estoy bien y contento, tenemos un estadio hermoso para el año que viene y espero estar allí», declaró Simeone entonces.

Continuidad, pero con una reducción de contrato de dos años acordada por el club y el técnico: de la fecha prevista de finalización en 2020 a 2018, según confirmó el propio Simeone unos días después.

«En conjunto con los dirigentes hemos decidido esta situación, que no impide seguir renovando a partir de la finalización del contrato», dijo el preparador en una rueda de prensa antes de un partido.

El técnico colchonero, que se manifestó entonces «tranquilo» y pidió esa misma tranquilidad a la prensa y los aficionados, recordó que seguía en el Atlético porque era lo que quería hacer y dejó un mensaje: «No se preocupen que dentro de dos años también podemos renovar. A ver si ya me quieren echar dentro de dos años», indicó.

Durante la pasada temporada, Simeone despejó las preguntas relativas a su futuro indicando que este estaba «absolutamente claro» cuando le preguntaban por los intereses de clubes como el Inter de Milán italiano, o refiriéndose al «partido a partido», al tiempo que reconocía su «ilusión» por dirigir en el nuevo estadio.

En la víspera del último partido oficial del Atlético en el Vicente Calderón contra el Athletic Club, Simeone reconoció que tras el encuentro se reuniría con Miguel Ángel Gil y Andrea Berta para ver «lo que nos podrá esperar en el futuro».

No obstante, el entrenador no aguardó mucho para confirmar su continuidad, ya que lo hizo minutos después del duelo contra el Athletic, cuando recibió el micrófono como parte de los festejos en la despedida del campo y dejó una frase muy clara.

«Los periodistas me preguntan continuamente si me voy a quedar: sí, me voy a quedar. ¿Y saben por qué me voy a quedar? Porque este club tiene futuro, el futuro somos nosotros», proclamó Simeone ante un Calderón lleno de aficionados que se despedían del Manzanares en partido oficial.

La misma alocución fue utilizada por el club este martes en las redes sociales para anticipar el anuncio de la ampliación de contrato, con la palabra clave «Ole ole ole», en referencia al cántico referido al argentino, tanto cuando era jugador como ahora de técnico: «¡Ole ole ole, “Cholo” Simeone!».

Si el técnico reflejó su continuidad en el césped, el consejero delegado del club Miguel Ángel Gil reafirmó su intención de extenderla durante la pretemporada, en una entrevista a la web del club publicada el pasado mes de julio, en la que aseguró que el trabajo de Simeone en el Atlético «no ha concluido» sino que tiene por delante «varios años más de trabajo conjunto».

«El trabajo de Diego en aunar voluntades, en trasladar los valores del deporte a jugadores y aficionados, en exigir compromiso y comportamiento a los jugadores, en mantener vivo el sueño de todos los atléticos, no ha concluido. Estoy convencido de que tenemos por delante varios años más de trabajo conjunto, donde todos podemos seguir creciendo», declaró entonces.

Unos meses después, tras la victoria 200 de la trayectoria de Simeone como técnico en el Atlético en 321 partidos (el 1-5 ante la UD Las Palmas), la continuidad se expresa en una ampliación del compromiso anunciada este martes, de nuevo hasta 2020.

De esta forma, el técnico argentino acudirá renovado al estreno del Wanda Metropolitano, previsto el 16 de septiembre ante el Málaga, como el entrenador con más campañas consecutivas en el club junto a Ricardo Zamora (entre 1940 y 1946) y el segundo con más partidos dirigidos, solo por detrás de Luis Aragonés (611 encuentros).

Redacción y fuente: Miguel Ángel Moreno / EFE
Edición: Villasmil, Henry
Fotos: EFE

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *