España pone en cuarentena a viajeros que llegan al país mientras las muertes disminuyen

España impuso el viernes una cuarentena a las personas que llegan del extranjero y añadió nuevas restricciones en los desplazamientos para evitar la propagación del coronavirus a medida que disminuye el número de muertes diarias en el país.

Madrid, España, 16 de mayo de 2020 (ND58).- Desde el viernes, cualquiera que llegue del extranjero debe pasar dos semanas en cuarentena en casa o en un hotel.

Además, las autoridades ampliaron las restricciones existentes a la entrada en España hasta el 15 de junio y limitaron el acceso a cinco aeropuertos y ocho puertos marítimos.

A las pocas decenas de pasajeros que llegaron el viernes a los aeropuertos españoles desde el extranjero se les hizo una prueba de detección del virus, se les hizo rellenar un formulario con una dirección y un número de teléfono para permitir el seguimiento médico, y recibieron una hoja con las instrucciones que deben seguir

«No podemos salir de nuestras casas durante 14 días, sólo para ir al médico o al supermercado, mantenemos la distancia de seguridad, siempre llevamos la mascarilla cuando salimos, y eso es todo», dijo Rosalie Gallego, que voló a Madrid desde La Habana.

Estas nuevas medidas se han impuesto a medida que el número de víctimas diarias ha ido disminuyendo constantemente desde que alcanzó un máximo de 950 a principios de abril. El sábado fueron 102 fallecidos, después de registrar 138 el viernes y más de 200 el jueves.

Las autoridades dicen que un confinamiento estricto y las restricciones en los desplazamientos han ayudado a frenar el contagio.

El número de casos se elevó el sábado a 230.698, después de los 230.183 del viernes, aunque las pruebas de anticuerpos de una muestra de 60.000 personas en toda España sugirieron que sólo unos 2,3 millones de españoles han tenido la enfermedad.

En los últimos días, las autoridades han comenzado a suavizar las normas a ritmos distintos por provincias. En algunas zonas, se ha permitido a los bares y restaurantes abrir sus terrazas.

El viernes, el gobierno levantó más restricciones en las islas Baleares y Canarias, donde se permiten de nuevo las bodas y las reuniones de hasta 15 personas.

En Madrid y Barcelona se flexibilizaron algunas de las medidas más duras, con tiendas pudiendo abrir sin cita previa y los museos reabriendo con aforo limitado.

Se permite la reapertura de tiendas de más de 400 metros cuadrados en todo el país, pero también con capacidad limitada.

La desescalada ha suscitado la preocupación de que una segunda ola del brote pueda afectar al país, con las autoridades diciendo que esos temores justifican la cuarentena en los viajeros extranjeros y las demás restricciones en los desplazamientos internacionales.

Sin embargo, la medida no fue bien recibida en Francia, que dijo que impondría una cuarentena a los viajeros procedentes de España.

El ministro del Interior español, Fernando Grande-Marlaska, descartó cualquier tensión con Francia.

Fuente: Elena Rodríguez y Graham Keeley / Reuters
Edición: Villasmil, Henry
Gráfica: Reuters

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *