Recibe en tu teléfono inteligente esta y otras informaciones. Únete a nuestro canal en Telegram Clic aquí →: https://t.me/noticiasd58

El difícil comienzo de Natti Natasha como indocumentada en Estados Unidos

La cantante dominicana Natti Natasha, confesó en una entrevista como fue su duro comienzo para poder cumplir su gran sueño de convertirse en una cantante famosa, principalmente no contó con el apoyo de sus padres y tuvo que abandonar su país de nacimiento República Dominicana para emigrar a Estados Unidos.

Internacionales, 16 de junio de 2020 (ND58).- En una entrevista junto a «Alafoke Radio Show», la cantante contó como llego a Nueva York para buscar importunidades en la industria musical, pero quedó un tiempo indocumentada en el país luego que su visa de turista se venciera.

A raíz de esto la cantante de género urbano tuvo que trabajar de forma ilegal en una fábrica, mientras lograba materializar sus sueños.

«Al principio fue bastante difícil. Dinero no había para salir, así que solo iba al estudio. Pero trabajaba en una fábrica en donde trabajaban muchos “ilegales”. Estaba en una línea de producción haciendo paquetes de unos maquillajes bastante famosos», narró la artista.

El horario y el pago eran muy bajos, la dominicana ocupaba su poco tiempo libre en estudiar, no obstante tuvo que superar una fuerte crisis emocional, que la llevó a salir a flote superando los obstáculos hasta lograr cumplir sus metas y posicionarse como una las más famosas cantantes latinas de ritmos urbanos.

Su primer tema con Don Omar, que no duro mucho el éxito, «Dutty Love», la llevó a una constante búsqueda y tocar varias puertas hasta que por fin la ficho Pina Records.  Además confesó lo complicado que es para las mujeres lograr posicionarse en el género urbano, en especial cuando eres una mujer joven.

«Había personas en la industria que no creían que las mujeres pudieran vender. Y como no lo creían no te daban la oportunidad», agregó Natti Natasha.

Redacción: Rubio, Laura Isabel (@lauraisabelrubio) ) | Fuente: Agencias
Edición: Villasmil, Henry
Gráficas: Getty images

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *