Si deseas recibir en tu teléfono inteligente esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram Clic aquí →: https://t.me/noticiasd58

A 120 años del nacimiento del creador de «El Principito»

El escritor se desarrolló a la par, tanto en la actividad literaria como en su trabajo como aviador.

Maracaibo, Zulia, Venezuela, 29 de junio de 2020 (ND58).– Hoy se cumplen 120 años del nacimiento de uno de los escritores más emblemáticos:  el novelista y aviador Antoine de Saint-Exupéry, reconocido principalmente por ser el creador de «El Principito».  El 29 de junio de 1900 Francia vio nacer a este letrado.

Desde muy temprana edad expresó su deseo por la aviación y se dedicó a este ofició, luego de prepararse mientras prestaba servicio militar.

Cuando cumplió 26 años, su vida dio un giro asombroso, cuando el francés público su primera novela breve «el aviador» en «Le Navire dargent, de J. Prévost», posteriormente obtuvo un contrato como piloto en una agencia privada, correspondió a una etapa de inspiración literaria, gratificada en experiencia.

Saint-Exupéry, logró ocupar el puesto de jefe de estación aérea en el Sahara español, y entonces para esa época desarrolló su segunda novela Correo del Sur, en 1929.

En 1930 se adentró en el mundo de cine, realizando adaptaciones cinematográficas y otras actividades de entretenimiento.

El autor de «El Principito», creció como escritor realizando reportajes y artículos para reconocidas revistas.

En tantos viajes que emprendió, se vio involucrado en la guerra, viajando ha Moscú y España también perteneció a las misiones de la aviación francesa durante la Segunda Guerra Mundial.

También voló hacia Nueva York, y sus memorias quedaron plasmadas en «Piloto de Guerra», publicado en 1942.

Por su parte, su mayor obra, el «El Principito», es reconocida a nivel mundial como una de las mejores creaciones literarias del siglo XX, siendo traducida y publicada en más de 250 idiomas.

En febrero de 1939, el escritor y piloto francés, despegó desde la ciudad de Nueva York, rumbó  a Punta Arenas, Chile, una de las escalas dentro del viaje para abastecerse de combustible fue en Guatemala, país que en ese entonces era desconocido.

Debido a que su esposa Consuelo Suncín de origen salvadoreño, era anteriormente viuda del escritor guatemalteco Enrique Gómez Carillo, el avión donde viajaba el piloto aterrizó en el aeropuerto «La Aurora», pero se sobrecargo de gasolina hasta lastimosamente despegar y estrellarse en el final de la pista.

Aunque sobrevivieron el tripulante y su piloto fueron trasladados al Hospital San Juan de Dios, y luego al Militar.

Saint-Exupéry, estuvo cinco días en coma, a consecuencia de grandes quemaduras y fracturas, lo que lo llevó a someterse a varias operaciones, lo que hizo que el escritor viviera algunos meses en el país, primero en el Hotel Palace y luego en una casa enorme, ubicada en Antigua Guatemala.

En 1941, escribió esta famosa obra, que según los historiadores estuvo inspirada en Antigua, la ciudad de las rosas, rodeada de volcanes.

Un poeta e investigador de nacionalidad argentina, que reside en Guatamela, Jorge Carrol, argumentó que el asteroide B 612, ( plasmado en el libro), es la Antigua. En el capítulo 20, el francés relató: «Me creía rico con una flor única y no poseo más que una rosa ordinaria. La rosa y mis tres volcanes que me llegan a la rodilla, uno de los cuales quizá está apagado para siempre».

Lamentablemente el 31 de julio de 1944, el autor de esta magnífica obra se encontraba abordo de un Lockheed Lightsning P-38 y desapareció en el Mar Mediterráneo, su muerte es un misterio y sus restos nunca fueron encontrados.

«He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos», «El Principito».

Redacción: Rubio, Laura Isabel (@lauraisabelrubio)
Edición: Villasmil, Henry
Gráficas: Cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *