Esto es lo que le pasa a tu mascarilla cuando la usas por varios días sin lavarlas

Las mascarillas que no se lavan o desinfectan a menudo son una fuente de bacterias.

Madrid, España, 21 de julio de 2020 (ND58). Las mascarillas que no se lavan o desinfectan a menudo son una fuente de bacterias. Esa es la principal conclusión a la que ha llegado recientemente Marisa García Alonso, farmacéutica y analista clínica, al realizar un análisis con distintos tipos de mascarillas usadas. Si no se cuidan o se cambian con frecuencia, lo más probable es que aparezcan todo tipo de bacterias: Staphylococcus, Streptococcus, Neiserias, Bacillus...

El análisis que ha realizado esta farmaceútica, conocida en redes sociales por su labor divulgativa, ha consistido en «cultivar» en pequeñas placas de Petri los microorganismos de las mascarillas reutilizadas. En su estudio se puede ver cómo utiliza las de «agar sangre», características por su color rojo, para depositar las improntas o restos del tejido de cada mascarilla usada, y el resultado es esclarecedor: en todas cohabitan, aunque sea mínimamente, algún tipo de bacteria.

Lo cierto es que no todas son «patógenas», según ha informado Marisa García, «pero podrían convertirse en patógenas oportunistas si se ven muy aumentadas debido a que están creciendo en abundancia en las mascarillas húmedas con nuestro aliento». El objetivo final con este ejercicio de divulgación no es, en ese sentido, «que alguien concluya no usar las mascarillas», sino más bien «que cuidemos mejor nuestras mascarillas, o las cambiemos más a menudo».

Ver esta publicación en Instagram

Después de “sembrar”las mascarillas como habrás visto en los vídeos anteriores: Ya tenemos los resultados en las placas de Agar Sangre. Han crecido staphylococcus, streptococcus, neiserias, bacillus que parecen ser contaminantes… está claro que debemos lavar las mascarillas, desinfectarlas de vez en cuando y cambiarlas si es posible con relativa frecuencia. Las bacterias que aparecen no son patógenas por sí mismas, pero podrían convertirse en patógenas oportunistas si se ven muy aumentadas debido a que están creciendo en abundancia en las mascarillas húmedas con nuestro aliento.. ojo! Esto es una evidencia de algo que ocurre, para que cuidemos mejor nuestras mascarillas, o las cambiemos más a menudo, No es mi intención que alguien concluya no usarlas, y menos cuando podamos correr algún riesgo o que lo corran personas s nuestro alrededor. Espero vuestras propuestas y consultas sobre los resultados. Y que os haya resultado interesante ?

Una publicación compartida por Marisa García Alonso (@marisagalonso) el

El proceso ha sido grabado y publicado en su cuenta de Instagram. El vídeo es ya un éxito: cuenta con más de 70 mil reproducciones y cerca de 500 comentarios con toda una comunidad exponiendo impresiones y dudas.

 

Redacción: Chávez, Marian (@Marianchavez27) | El Mundo de España
Edición: Villasmil, Henry
Gráfica: El Mundo de España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: