Salud, dinero y trabajo, los deseos más solicitados en Bolivia para 2021

En noviembre pasado, la tasa de desocupación urbana en Bolivia alcanzó a su vez el 8,6 por ciento, como efecto de la cuarentena rígida por la COVID-19, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Bolivia, 31 de diciembre de 2020 (ND58).- La salud, el trabajo y el dinero son la prioridad entre la población boliviana a la hora de preparar su lista de deseos para recibir el 2021 y hacerle frente así a la crisis sanitaria y económica por la pandemia del nuevo coronavirus de 2020.

«Este año perdí mi trabajo porque cerraron la agencia de turismo donde atiendo, murió mi papá (75 años) por el coronavirus, muchos amigos se han enfermado, apenas consigo para la comida y tengo muchas deudas», comentó a Xinhua Iván Flores, de 45 años, quien antes trabajaba como guía turístico y ahora conduce un taxi.

Iván, con ingresos mínimos como taxista por las restricciones sanitarias, comentó que antes solía considerar en su lista de anhelos aspectos como amor, trabajo, dinero, salud, viajes o bienes, pero ahora lo único que quiere para el próximo año es salud y trabajo, de manera que pueda enfrentar la situación crítica de su familia.

Al igual que Iván, miles de bolivianos han perdido su empleo y han enfermado, mientras que otros incluso han perdido a algún familiar o amigo por la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) en el país, que en los últimos días ha registrado más de 1.000 casos diarios.

Bolivia acumuló hasta el miércoles 158.372 casos confirmados de la COVID-19, así como 9.149 decesos desde el inicio de la pandemia, mientras que 131.579 pacientes se han recuperado de la enfermedad hasta ahora, según el reporte del Ministerio de Salud.

A pesar de esta situación y del llamado de las autoridades de salud, los bolivianos han abarrotado estos días los comercios para adquirir todo tipo de elementos y artículos para la práctica de ritos y costumbres por la llegada del Año Nuevo.

Las costumbres y supersticiones, que mezclan una cosmovisión andina y valores culturales foráneos, sobreviven incluso en medio del panorama de recesión.

La antropóloga Marianela Tarifa comentó a Xinhua que si bien la llegada del 2021 será diferente a otros años debido a la pandemia, aún así las prácticas para solicitar el cumplimiento de anhelos y deseos no se perderán porque la gente las tiene muy arraigadas en su cultura.

La experta en patrimonio y herencia inmaterial dijo que en los últimos años se ha visto una tendencia en el país sudamericano a recuperar prácticas ancestrales.

Pero al igual que la gente de muchos países, los bolivianos también tienen en estas fechas prácticas más universales como brindar con alguna bebida, comer 12 uvas, usar ropa interior de color rojo o amarillo, llevar consigo alguna maleta, contar dinero, encender velas de colores, echar flores, poner alimentos en la mesa o comer cerdo.

La práctica más común es, sin embargo, la ofrenda de la wajta (mesa), típica de la región andina con diversos elementos como dulces, que se queman en ambientes de negocios, trabajo y hogares, para alimentar a la Pachamama (Madre Tierra) y pedirle favores.

«Preparar la wajta es una buena forma de agradecimiento a la Madre Tierra y pedirle que acompañe sus deseos», comentó la antropóloga.

A su vez, la consejera espiritual Ariana dijo a Xinhua que en los últimos días atendió a gente que buscaba como prioridad la salud y el dinero para el 2021.

«Quedó algo relegado el amor, que era lo que siempre se pedía», mencionó Ariana, dedicada a la parapsicología y otras actividades de tipo esotérico.

Según la consejera espiritual, de cada 10 clientes que atiende en su establecimiento ubicado en el centro de la ciudad de La Paz, ocho pidieron este año amuletos para propiciar la salud, el dinero y el trabajo.

Redacción ND58 | Fuente: Xinhua
Edición: Villasmil, Henry
Gráfica: Xinhua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *