Cúpulas modulares para amantes de la naturaleza

Las viviendas modulares prefabricados por Smartdome, son hogares eficientes energéticamente, el cual brinda vistas de paisajes las 24 horas del día y en 3016 grados, un concepto creado por amantes de la naturaleza y del DIY (Hágalo usted mismo).

Leskovec, Eslovenia, 15 de junio de 2017 (D58).- Smartdome, nombre del proyecto, se deriva de la forma que tienen los módulos, puesto que se trata de semiesfera o cúpulas, siendo el mismo nombre de la empresa que desarrollo el proyecto.

La idea principal de este proyecto es que los módulos sean de construcción y transporte sencillos, que pueden expandirse y estructurarse a gusto del usuario, y que además sean eficientes a nivel energético.

Los materiales de construcción son sobre todo metal, madera y policarbonato. Hay distintos modelos según el ambiente que elijamos y el diseño que nos guste más, pero la estructura básica consta de una base de 24,9 metros cuadrados por módulo (unos 6 metros de diámetro), a base de acero galvanizado, una estructura de madera (resistente a la humedad) y módulos transparentes u opacos (de policarbonato termoformado o PMMA con una capa de lana mineral o aluminio) de 23 milímetros de grosor y resistentes a la radiación ultravioleta.

Asimismo, con este proyecto se busca cumplir con el estándar de aislamiento europeo (SIST EN 13162) y ser seguros ante un incendio. Además de contar con una base de jardinería, pudiendo plantar y recolectar agua de lluvia.

De momento hay cuatro tipos de Smartdome: Skydome (con algo de elevación), Aquadome (para entornos con paso de agua), Treedome (que incorpora vegetación) y Snowdome (para ambientes de más frío en los que hiele o nieve). De hecho la compañía tiene por objetivo liderar la producción de casas térmicas en entornos como los Alpes, algo que pondría a prueba sin duda el aislamiento térmico.

Con respecto a la eficiencia energética, según explica Željko Hočevar, de Smartdome, se combina la eficiencia técnica con el no suponer un impacto en el entorno, además de aprovechar los recursos (como el agua de lluvia que decíamos). El aspecto energético radica en los materiales, dado que el aislamiento ayuda a reducir el consumo energético.

Eso sí, para recuperar la calidad del aire, indican que el 70% del mismo debe ser renovado cada hora, por lo que habrá que abrir las ventanas un rato cada 60 minutos o bien instalar un recuperador.

El precio base para estos módulos es de 19.900 euros, el cual todavía no están disponibles en su web, pero responden a consultas sobre ellos.

Para conocer más a cerca de estas casas naturalistas pueden visitar su página oficial: www.smartdome.si

Redacción y fuente: Anna Martí / Xataka
Edición: Vera, Raquel
Fotos: Xataka

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *