20 de septiembre, jóvenes marchan por el clima en Maracaibo

Con el auspicio de ONU Medio Ambiente, acompañados del Movimiento Estudiantil de LUZ, URBE, UJGH y URU esta primera marcha ambiental liderada por la juventud, saldrá el viernes 20 de septiembre a las 09:00 a.m. del Parque Rafael Urdaneta, hasta la plaza Bolívar donde el movimiento estudiantil y juvenil harán un manifiesto y propuestas para mitigar el grave problema climático en la región.

Maracaibo, Zulia, Venezuela, 18 de septiembre de 2019 (Noticias D58).- Jóvenes por el clima, también conocido como Fridays For Future o huelga por el clima, es un creciente movimiento internacional estudiantil que se manifiesta para reclamar acción contra el calentamiento global y el cambio climático.

El movimiento cobró fuerza cuando la activista sueca Greta Thunberg empezó a manifestarse frente al Riksdag (parlamento sueco), durante agosto 2018.

Según la ONU el cambio climático es el mayor desafío de nuestro tiempo y ahora nos encontramos en un momento decisivo para hacer algo al respecto. Todavía estamos a tiempo de hacer frente al cambio climático, pero esto requerirá un esfuerzo sin precedentes por parte de todos los sectores de la sociedad.

Para impulsar la misión y acelerar la implementación del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático, el Secretario General António Guterres ha organizado la Cumbre sobre la Acción Climática el 23 de septiembre de 2019.

El Secretario General António Guterres, en un artículo de opinión publicado en el periódico The Guardian, afirmó que los dirigentes deben escuchar la preocupación de los jóvenes acerca del cambio climático y presentar propuestas concretas y ambiciosas.

La cumbre supondrá un gran salto en la ambición política nacional colectiva y mostrará grandes avances en la economía real en apoyo de la agenda. Juntos, estos avances reforzaran los mercados y las políticas y darán el impulso necesario en la «carrera hacia la cima» a países, empresas, ciudades y sociedad civil, para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible y del Acuerdo de París.

2019 ha sido un año clave en la movilización contra el cambio climático. Los niños y adolescentes están despertando a una experiencia política común, sin importar dónde se encuentren: la necesidad de actuar de una manera articulada e inmediata para mantener la temperatura del planeta en los niveles recomendados por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) antes del año 2030.

Los incendios forestales y las emisiones de gases contaminantes, así como los proyectos extractivistas en áreas protegidas, demuestran que el cambio climático no es una hipótesis, sino una realidad que cuenta con toda la evidencia científica para respaldarla. La negación al respecto obedece a intereses de empresas y gobiernos; es por eso que las movilizaciones requieren un eco mundial y bien organizado para crear un impacto profundo.

En ese sentido María Elena Parra fue muy enfática en señalar la falta de voluntad política en torno a la deforestación causada por la minería ilegal y la extractivista auspiciada por el gobierno en el Arco Minero del Orinoco, han causado la pérdida de al menos el 53% de la superficie forestal en la amazonia venezolana.

Por otro lado, advierte: «nos preocupa además del daño patrimonial, el problema climático que ocasionará esa deforestación perjudicando el ciclo de lluvias en Venezuela».

Gustavo Carrasquel Parra, Presidente de la Fundación Azul Ambientalistas, consultor GEO6 ONU Medio Ambiente, manifestó que desde el año 2012 vienen haciendo estudios comparativos sobre cambio climático en el Zulia, e incluso en el 2015 presentaron ante el CLEZ, evidencia científica del inminente aumento de temperatura, sobre todo en Maracaibo, en su informe «Vulnerabilidad frente al Cambio Climático en la Región Zulia-Venezuela», presentando un plan de acción que no fue tomado en cuenta.

«Hoy día es innegable la condición de Clima Extremo que padecemos, llegamos a la media de 50° de temperatura, con el programa Jóvenes por el clima, les haremos un nuevo llamado de atención, porque el cambio climático debe ser asumido como un asunto político. Instamos a los tres niveles de gobierno a desarrollar un plan conjunto con universidades, instituciones y ONG´s para llevar adelante un verdadero programa de reforestación y otras medidas para la mitigación», concluyó Carrasquel.

En la actualidad los niveles de CO2 en la atmósfera sobrepasan las 410 ppm, haciendo cada vez más difícil bajar al nivel adecuado de 350 ppm. En consenso la comunidad científica internacional recomienda la urgente repoblación de flora, incrementar zonas boscosas en las urbes entre otras medidas claves para mitigar el cambio climático.

Redacción con fuente: NDP/Prensa @azulambientalistas
Edición: Villasmil, Henry
Gráficas: cortesía @azulambientalistas

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *