El actor Héctor Manrique vuelve a Maracaibo con «Sangre en el Diván»


Con la iniciativa de extender el arte con propósito en la ciudad maracaibera, el actor Héctor Manrique regresó a Maracaibo con la obra «Sangre en el Diván» enmarcada en el ciclo «Maracaibo Enciende la Escena» presentado por el Teatro Baralt. Luego de cuatro años, cuando tuvo que suspender una función en el propio Baralt debido a una afección cardíaca. En esta oportunidad, realizó magistralmente la puesta en escena, una vez más reveló la vida del tristemente celebre Dr. Edmundo Chirinos, psiquiatra de trayectoria pública y reconocido por las psiquis más perversa y retorcida de la historia venezolana.

Maracaibo, Zulia, Venezuela, 09 de noviembre de 2019 (Noticias D58).- Edmundo Chirinos, Médico y líder académico, estudio el postgrado en psicología, siempre fue el primero de su clase ya que consideraba que 19 puntos era para estudiantes mediocres.

Fue político venezolano y candidato en las elecciones presidenciales de Venezuela para el año 1988, además de ser psicólogo de muchos de los presidentes del país, pero todo su talento fue desbordado, porque pasa de ser un psiquiatra reconocido a un asesino en serie, un hombre con autoridad y arrogancia que poseía victimas por medio de su trabajo cómo psiquiatra.

¿En que se inspira la obra?

Está obra se basa en el Libro «Sangre en el Diván» un trabajo de investigación realizado por la periodista Ibeyise Pacheco, en donde imprime y cuenta la personalidad enigmática de Chirinos, por lo que la obra narra todos los delirios del personaje, los testimonios dramáticos de las víctimas, los archivos de la fiscalía que lo acusaban y el grado mayor de los encuentros con este psicólogo, que manejaba con mucha audacia y premeditación a cada una de sus pacientes, siendo este un motivo para tildarlo de culpable de la misteriosa muerte de Roxana Vargas.

Sus tácticas y pasiones

Una de sus pasiones primordiales fue expandir el cerebro humano y encontrar por medio de literatura y la poesía, las estructuras que hacían funcionar el amor, básicamente en «La Sinapsis» la cual designaba una zona de contacto funcional que se establece entre dos neuronas, para no tener ninguna visión emocional, esta sólo permitían pensar y racionar, por lo que sus gran facultad, fue la conciencia en con respecto a la vida, la muerte y la locura.

De este modo, sus tácticas se manifestaban al momento de estar con los muertos, porque le enardecía atrapar el último suspiro y lo vivió, hizo muchas autopsias, no consideraba su vida de importancia y mucho menos la de otro, por lo que era una medida ideal de malicia para conocer a sus víctimas, con esto estudiaba el que había detrás de la muerte .

Experiencias con la política

En su consultorio, fue psicólogo de muchos de los presidentes, en especial de Hugo Chávez cuando se encontraba en el poder, para el año 1988, fue su paciente, y este le decía que era un líder, que asumiera con liderazgo todo lo que le decía, y en su momento le dio recomendaciones y algunos ejercicios de relajación que eran oportunos para esos tiempos.

Para el año 1999, fue uno de los más votados para la Asamblea Nacional Constituyente, años atrás el electo presidente Jaime Lusinchi, le pidió que fuese el ministro de educación, pero este no lo acepto.

Al dar solución a algunos problemas del país, los ciudadanos le llamaban «presidente del mundo», por lo que expresaba en cada una de sus ponencias. Por medio del político Luis Miquilena, es que conoce a Chávez y lo ayuda a llegar al poder.

Su debilidad fueron las féminas

Su debilidad principal fue la mujer, alimentaba su fama de mujeriego, era incalculable su particular forma de mantener relaciones amorosas con tantas féminas en un mismo tiempo, involucrando su experiencia en la poesía, la música y la literatura para mostrar su nexo amoroso día a día, lo que conlleva a ser padre de dos hijos, una niña producto de una colega y un varón en la que su madre fue jefe de campaña, reconociendo a ambos legalmente.

En su momento, aportó con dinero, porque tenía ahorros, apartamentos, quien decía además que todo lo que tenía era fruto de su trabajo. Sin embargo, nunca sintió una afectividad por sus hijos, por lo que todo lo retribuyó con dinero.

Resaltando que; la única mujer que amó, fue llamada «La Pupi» aunque está desapareció sin dejar rastro alguno y nunca más la vio.

Desenlace

Todo concluye por el tema de su amor por las fotografías, en especial esas en las que sedaba a las mujeres y les tomaba fotos, coleccionando alrededor de 1200 de ellas, aunque afirmaba que eran voluntarias, siendo un factor clave para el desenlace en el caso de la muerte de la joven Roxana Vargas, ya que habían fotos comprometedoras.

Chirinos describió más de una vez como un momento de transferencia médico-paciente, y que esta joven estaba obsesionada por su cuerpo, sufría de una enfermedad mental llamada «esquizofrenia» y se iba a suicidar, por lo que tuvo que realizarle un «electroshock tec», una sedación que dura una hora aproximadamente.

De modo que, el psiquiatra fue detenido por las autoridades para el 1 de agosto de 2008, ya que habían suficientes pruebas que lo involucraban, de hecho, durante el juicio, se mencionaron 14 casos de mujeres que habrían sido violadas por Chirinos al estar sedadas durante la consulta médico-paciente y recibió veinte años de cárcel por homicidio, en prisión sufrió un accidente cerebrovascular que le generó un «edema subdural», como consecuencia, quedó con problemas para hablar y debía desplazarse en silla de ruedas y le concedieron casa por casa. Muere a la edad de 78 años, el 24 de agosto de 2013, siendo hallado sin vida en su residencia de Caracas.

Héctor Manrique, actor, director, maestro y gerente teatral, presente en muchas obras teatrales, vive el teatro y promueve el espacio para cultura y tradición, asegurando que por esta iniciativa se puede ayudar a ser mejor ser humano, asimismo siente la necesidad de mostrar el valor que tiene cada uno de los momentos históricos en Venezuela.

El actor además, recalcó cómo en la actualidad se ha permitido que personas de dudoso prestigio ético, lleguen a tener cargos tan importantes, invitando a tomar conciencia de lo verdadero, que se cuiden los unos a los otros y ser previsivos, para despedirse con la frase: «son momentos de desear tener el mejor país del mundo y sólo lo encontraremos si somos capaces de encontrar el bien común, el teatro es vida».

Redacción: Montiel, Jeycel (@medicenjey_)
Edición: Villasmil, Henry
Gráficas: Villasmil, Henry (@villasmilhfoto)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *