Proponen la prohibición total del comercio de animales silvestres, para evitar futuras pandemias

World Animal Protection propone esta iniciativa, ya que el comercio de animales silvestres promueve entre 7.000 y 23.000 millones de dólares anuales, quitándole a los animales su habitad natural y exponiéndolos a situaciones de estrés, crueldad y como consecuencia de la pandemia COVID-19.

España, 14 de mayo de 2020 (ND58) – La organización World Animal Protection actualmente ha lanzado una campaña con la finalidad de conseguir firmas, para prohibir permanentemente el comercio de vida silvestre a nivel global.

El mayor tema en juego es la prevención de futuras pandemias de origen animal, como lo que atravesamos actualmente ante la crisis por el COVID-19.

«El COVID-19 es una de las peores “pandemias” de origen animal a las que nos hemos enfrentado en un siglo», declara la organización que no será la última.

Ya que estas pandemias se originan especialmente en el comercio de animales silvestres a nivel mundial.

La Medicina Tradicional y las mascotas exóticas

Actualmente los animales silvestres son comercializados en todo el mundo, con la finalidad de ser utilizados para fines médicos, por ejemplo los osos que son cazados agresivamente, para obtener su bilis y usarla como remedio para enfermedades según la medicina tradicional china.

La organización de protección animal realizó recientemente una investigación en cuanto a este tema.

Se concluyó que desde osos, serpientes, iguanas, lagartos, tortugas e incluso nutrias sufren alrededor de todo el mundo, actualmente en Estados Unidos hay 17,6 millones de mascotas exóticas, solo en ese país.

Lo que significa un peligro para la salud pública, algunos de los animales mueren antes de ser vendidos siendo un acto neto de crueldad animal.



La medicina tradicional asiática tiene una valoración entre 60.000 millones de dólares al año, lo que representaría un 30 % de ingresos en China

La organización propone una prohibición integral del comercio de vida silvestre y que estas prácticas sean sustituidas por alternativas de plantas.

Redacción: Rubio, Laura Isabel (@lauraisabelrubio) | Fuente: Econoticias
Edición: Villasmil, Henry
Gráficas: Cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *