El calor y los hipertensos una «bomba de tiempo»

Como asfixiantes se pueden catalogar las temperaturas que presenta la ciudad de Maracaibo y el resto de los municipios del estado Zulia, con lecturas entre 38 y 39 grados centígrados (°C) en el termómetro, una humedad del 60% y una sensación térmica de 51°C que mantienen a los zulianos agobiados bajo un inclemente sol, pero además elevando el riesgo en hipertensos. Al contrario de lo que se podría suponer, las altas temperaturas no producen mayor hipertensión, sino que más bien ocasionan vasodilatación, es decir, la tendencia a disminuir la presión arterial.

Maracaibo, Zulia, Venezuela, 17 de septiembre de 2019 (Noticias D58).- Los hipertensos pueden experimentar cambios que conviene conocer para evitar las posibles consecuencias negativas en su salud.

La presión arterial no es tan estable como se suele pensar, sino que experimenta variaciones frecuentes. El ejemplo más claro es la fluctuación entre el día y la noche: es normal que durante el sueño descienda algo más del 10 por ciento respecto a las cifras que se registran durante las horas en las que estamos activos.

La dupla calor – presión arterial elevada tiene el potencial de transformarse en una verdadera «bomba de tiempo» para los pacientes que padecen esta enfermedad.

¿La razón? Al contrario de lo que se podría suponer, las altas temperaturas no producen mayor hipertensión, sino que más bien ocasionan vasodilatación, es decir, la tendencia a disminuir la presión arterial.

«Si un hipertenso está expuesto a un calor excesivo, puede sudar más y perder más líquido, por lo que las venas también se dilatan y se genera un “pooling venoso”. Esto se traduce en un mayor volumen de sangre en las extremidades inferiores, lo que puede llevar a una hipotensión con mareos, sensación de fatiga, cansancio o incluso desmayos», indican los especialistas.

Una buena hidratación es siempre el mejor aliado y beber agua es la opción óptima.

Los síntomas más comunes de una hipotensión son:

Decaimiento
Pesadez
Vértigo, mareos y náuseas
Sensación de agotamiento
Dificultad para respirar
Palpitaciones
Rigidez en la zona de la nuca

Es posible mantener la hipertensión controlada con estas altas temperaturas gracias a estas recomendaciones básicas:

Alimentación saludable: frutas, verduras y pescado a la dieta.
Evitar la sal.
Hidratarse de forma correcta: mínimo dos litros de agua al día, sobre todo cuando hace mucho calor.
Hacer ejercicios.
Mantener el tratamiento indicado por el médico de forma constante.
Evitar el tabaco y el consumo de alcohol.
No olvidar los medicamentos.

EL 2019 será uno de los más calurosos

Según las previsiones de la OMM, «2019 será uno de los cinco años más cálidos de los que se tiene constancia, y el período 2015-2019 será el quinquenio más caluroso jamás registrado. Se agota el tiempo para hacer frente a peligrosos aumentos de temperatura que tendrán numerosas repercusiones para nuestro planeta».

Redacción con fuente: NDP/PrimeraEdiciónCol
Edición: Villasmil, Henry
Gráficas: cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *