Carlos Gardel, 85 años del adiós de la voz más grandes de la historia del tango

Su legendaria voz lo consagró como uno de los más grandes de la historia del tango, convirtiéndolo en todo un mito y símbolo cultural, que aún se mantiene en vigencia, a pesar del transcurso de los años.

Maracaibo, Zulia, Venezuela, 24 de junio de 2020 (ND58). – Carlos Gardel fue un cantante, compositor y actor de cine, especialmente destacándose en el tango, fue el primer y máximo exponente de este peculiar género musical. Hoy lamentablemente contamos 85 años desde aquel letal accidente aéreo que acabo con la vida de la ilustre estrella, el 24 de junio de 1935 en la ciudad de Medellín, Colombia.

Gardel es una referencia viva de uno de los intérpretes más importantes de la música popular a mitad del siglo XX, gracias a la cantidad de discos vendidos, películas en las que actuó o tuvo participación y la repercusión de su tango a nivel mundial.

El lugar donde nació el artista es un misterio que aún no se ha logrado resolver, algunas hipótesis apuntan que nació en Tacuarembó Uruguay, el 11 de diciembre entre 1883 y 1887.Por otra parte, la suposición francesa, alega que nació en Toulouse, Francia el 11 de diciembre de 1890, sin embargo la único en lo que todos tenemos certeza es que vivió y creció en Buenas Aires, Argentina y se nacionalizó como argentino en el año 1923.

Gardel, fue hijo de padre desconocido y arribó a Buenos Aires, Argentina con su madre Berthe Gardes, cuando apenas tenía 2 años de edad, aunque siempre ha sido tema de disputas su lugar de nacimiento, destacando que en cualquier país donde hubiera nacido, aunque Argentina lo adopto es irrelevante el nivel de su talento.

De allí nace el apodo «El morocho del Abasto», ya que principalmente paso gran parte de su vida en el barrio porteño del Abasto, de pequeño fue muy pobre y desde muy temprana edad tuvo que dedicarse al trabajo.

Comenzó a cantar desde muy pequeño bajó el nombre artístico de Carlos Gardel, en el año 1911 formo un dúo folclórico con el cantante uruguayo José Razzano, aunque su fama lo atrapó en 1914, cuando empezó a presentarse de forma regular en el gran cabaret Armenonville, ubicado en Buenos Aires.

Para 1917, Gardel y Razzano ya figuraban como los primeros intérpretes del tango, con la canción «Mi noche triste«, en aquellos tiempos este género era simplemente instrumental, el mismo año «El Mago« le dio vida al primer personaje protagónico en la película muda «Flor de durazno».
 
Cuando se volvió argentino ya era popular en toda Latinoamérica, España y Francia, con otro de sus famosos apodos como «El zorzal criollo». Posteriormente su fama lo consagro en Europa, especialmente en París.

En los años 1931- 1932, fue contratado para protagoniza cuatro filmes cinematográficos en la ciudad de Joinville, Francia, por la productora Paramount.

En 1931 y 1932, fue contratado por el estudio de cine Paramount para protagonizar cuatro películas rodadas en la ciudad de Joinville, Francia. En tres de ellas contó con la colaboración del letrista Alfredo Le Pera.

Un año más tarde logró posicionarse en el mercado americano, en Estados Unidos junto a productora Paramount americana, grabó varios discos, cantó en el radio de NBC de Nuevo York y por si fuera poco protagonizó nuevamente cinco películas musicales, lo cual le dieron más fama internacional.

Su muerte sucedió cuando estaba llegando a la cima de su carrera, debido a un trágico accidente aeronáutico, que acabo con la vida de la celebridad, en plena gira latinoamericana, no se casó, no formo ninguna familia, pero siempre mantuvo ese amor incondicional hacia su madre, quien fue la heredera universal de su herencia.

En cuanto a sus canciones…

El «Zorzalito», quien era apodado también así, gracias a la belleza de su voz, comparado con el Zorzal, un pajarito conocido por la belleza de sus cantos, realizó 800 grabaciones en sus casi 20 años de carrera.

Gran parte de su repertorio musical también se debe a la interpretación de tangos de otros compositores, muchos fueron los éxitos que Gardel popularizó como: «Mi Buenos Aires querido», «Por una cabeza», «Volver» y «El día que me quieras».

Carlos Gardel "Por una cabeza"

En el cine…

Carlos Gardel formo parte de 11 películas en su totalidad, dos gradas en argentina, cuatro en los estudios Paramount de Joinville, Francia, y finalmente cinco grabadas en Nueva York, Estados Unidos.

Flor de Durazno, Argentina (1917), Encuadre de Canciones, Argentina (1930), Las Luces de Buenos Aires, Francia (1931), Esperame, Francia (1932), La Casa es Seria, Francia (1932), Melodía del Arrabal, Francia (1932), Cuesta Abajo, EE.UU (1934), El Tango de Broadway EE.UU (1934), Cazadores de Estrellas, The Big Broadcast of 1936, EE.UU (1935), El Día que me quieras, EE.UU (1935), Tango Bar, EE.UU (1935).

En Homenaje a Carlos Gardel en Argentina

Entre los patrimonios culturales donde le rinden tributo a este celebre artista:

Mausoleo en el Cementerio de la Chacarita (Av. Guzmán 680, Chacarita, Ciudad de Buenos Aires), donde descasan los restos, de Carlitos Gardel, en el cementerio de Chacarita, el más grande de la ciudad de Buenos Aires.

En el monumento de Manuel de Llano, Gardel fue inmortalizado luciendo una gran sonrisa e impecablemente vestido con ambo, chaleco y moño.

Museo Casa Carlos Gardel, ubicado en (Jean Jaures 735 Abasto, Ciudad de Buenos Aires), el museo financiado por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, está instalado en la casa donde Gardel vivió con su madre hasta 1933. La casa actualmente cuenta con una colección de objetos personales del artista y de sus obras.

Estatua en el Abasto, (Carlos Gardel y Anchorena, Abasto, Buenos Aires), fue inaugurada en el 2000, el obelisco fue diseñado por el escultor Mariano Pagés.

Estación de subte y sus murales, en la estación de la línea B del subte, el metro porteño, localizada en el frente del Abasto, igualmente lleva el nombre Carlos Gardel. No obstante existen cinco murales dedicados al cantante, entre ellos se destaca uno de León Untroib, realizado en la técnica de fileteado porteño en el que se lee «Eterno en el alma y en el tiempo».

Murales en el Abasto, cerca del Pasaje Zelaya, también en el barrio del Abasto, el artista Marino Santa María entre 2002 y 2005, ilustró nuevos murales con la imagen de Carlos Gardel, acompañados de frases de sus famoso tangos.

Mural en Palermo Chico, (Av. Figueroa Alcorta casi esq. Tagle, Palermo Chico, Ciudad de Buenos Aires), en uno de los laterales de la edificación del barrio de Palermo Chico o Barrio Parque, pintaron un colorido mural en el año 1989, por el artista Carlos Páez Vilaró. En la obra se observa a él gran Gardel en todo su esplendor, junto a otros íconos de la «porteñidad».

Mural cercano al Hipódromo de Palermo (Av. del Libertador y Av. Dorrego, Palermo, Ciudad de Buenos Aires), cuenta con la existencia de otra pared, específicamente con el rosto de Gardel, al lado de caballos de carrera, renombrado al famoso tango «Por una cabeza».

En el exterior…

Debido a la disputa entre el país de nacimiento de Gardel tanto Uruguay y Francia, cuentan con edificaciones que le rinden tributo a esta leyenda.

Casa y monumento a Garden en Toulouse, Francia, esta casa sería donde Carlos Gardel habría habitado los primeros años de su vida, en 4 rue du Canon d’Arcole, en la ciudad francesa.
La casa está adornada por una placa identificativa y en los jardines en sus alrededores hay un monumento, sin embargo no está abierta al público.

Pintura en los Arcos del Capitolio de Toulouse, Francia, en esta edificación se encuentra una galería de exteriores, con distintos arcos en el techo, realizados por el pintor Raymond Moretti, en 1994- 1997, en el arco numero 21 aparece la silueta del gran Gardel.

Museo Carlos Gardel de Villa, Edén, Uruguay, se encuentra dentro de el pueblo de Villa Edén, cerca de Tacuarembó, donde la premisa advierte que Gardel nació y creció, donde existen documentos legales, periódicos y declaraciones del propio Gardel, donde confirma ser nacido en Uruguay.

En el año 2003, años después de su fallecimiento la voz de Gardel fue registrada por la UNESCO en el programa de Memoria del Mundo, donde se preservan documentos pertenecientes al patrimonio histórico del mundo entero, al mismo tiempo se le rinde tributo a su voz y su recuerdo con la ilustre frase «Cada día, canta mejor».

«Cuando necesito de paz, de tranquilidad, de sosiego, cuando muchos copetines y muchas farras me han cansado, vengo a ver a mi viejecita, y a su lado recobro fuerzas». Carlos Gardel. 

«No basta con tener la voz más melodiosa para entonar un tango. No. Hay que sentirlo, además. Hay que vivir su espíritu». Carlos Gardel.

Redacción: Rubio, Laura Isabel (@lauraisabelrubio) | Fuente: recopilación web
Edición: Villasmil, Henry
Gráficas: Cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *