Ecuador cierra el año con 212.512 casos y 9.473 muertes por COVID-19

Las autoridades han recomendado por ello reforzar las medidas de prevención y evitar así más casos que saturen los servicios de salud.

Internacionales, 31 de diciembre de 2020 (ND58).- Ecuador cierra el 2020 con un acumulado de 212.512 casos y 9.473 muertes confirmadas por la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), tras registrar 1.000 contagios y cuatro decesos más en las últimas 24 horas, informó hoy el Ministerio de Salud Pública (MSP).

Tras 10 meses de pandemia, el virus sigue propagándose en todo el territorio ecuatoriano, con mayor velocidad en la ciudad de Quito, que hasta este jueves sumó 69.583 contagios tras confirmar en un día 516, según las cifras del MSP.

El ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos dijo el miércoles a la prensa que la ocupación de camas alcanzó el 78,8 por ciento a nivel nacional, además de que en Quito se ha identificado que algunos hospitales públicos y privados no cuentan con disponibilidad de camas en cuidados intensivos.

Ante la celebración este día del Fin de Año y un feriado de tres días que se prolongará hasta el 3 de enero de 2021, el Comité de Operaciones de Emergencia (COE), que maneja la crisis sanitaria a nivel nacional, ratificó la vigencia de las medidas de restricción del gobierno dentro de un nuevo estado de excepción vigente desde el pasado 21 de diciembre.

Bajo el estado de excepción se aplica un toque de queda de las 22:00 hora local a las 4:00 horas del día siguiente, así como «ley seca» y otras restricciones en la movilidad, además del cierre de las playas este jueves y mañana viernes.

Está prohibida también la quema de monigotes (muñecos hechos con papel y cartón) en espacios públicos para despedir el año, como es la tradición en el país sudamericano, así como la comercialización de pirotecnia.

El incumplimiento de las medidas será sancionado con multas económicas, mientras que las fuerzas militares se encargarán de controlar las actividades relacionadas al uso de explosivos, armas y pirotecnia.

Las restricciones buscan evitar las aglomeraciones y con ellas contagios de la COVID-19, por lo que los ecuatorianos se aprestan a despedir el 2020 sin fiestas y celebraciones en la calle para quemar monigotes.

Ecuador inició en junio pasado el desconfinamiento social, luego de tres meses de cuarentena obligatoria, con la finalidad de reactivar la economía y normalizar de manera paulatina las actividades productivas y laborales.

El país prevé iniciar el plan de vacunación contra la COVID-19 en enero de 2021, al empezar con los grupos de alto riesgo.

Redacción ND58 | Fuente: Xinhua
Edición: Villasmil, Henry
Gráfica: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *