Así recordamos al comediante Roberto Gómez Bolaños, a cinco años de su muerte


De baja estatura, con un pantaloncillo roto y su singular sombrero a cuadros color verde, así es recordado Roberto Gómez Bolaños, mejor conocido como «Chespirito», quien fallece un día como hoy (28 de noviembre), en la ciudad de Cancún, México, en el año 2014, a sus 85 años de edad por una insuficiencia cardiaca. Este además de ser un comediante reconocido, fue cantante, dramaturgo, poeta, escritor, director y productor mexicano.

Maracaibo, Zulia, Venezuela, 28 de noviembre de 2019 (Noticias D58).- Sus personajes llenos de inocencia, ternura y buen humor forman parte de millones de vidas así como las lecciones que se pueden aprender de ellos; primeramente a «no discriminar» convivían varias clases sociales sin problema.

Un poco de su vida

Hijo de la secretaria bilingüe Elsa Bolaños y el ilustrador Francisco Gómez estudio en el colegio Roma de México e ingreso en la Universidad Nacional Autónoma de México para estudiar ingeniería mecánica, carrera que nunca termino.

Bolaños se casa con la madre de sus seis hijos, Graciela Fernández y Posteriormente, en el 2004, se casó con Florinda Meza quien era su pareja desde hace muchos años.

¿De dónde proviene su apodo?

Su apodo «Chespirito» se debe a un diminutivo de «Shakespeare» este se lo atribuye el director Agustín Delgado a quien le gustaba su manera de escribir y decía que era como «Un pequeño Shakespeare» desde ese momento empieza a adoptarlo y por lo tanto muchos medios de comunicación lo conocieron por ese seudónimo.

Por lo que la letra «CH» que representaba a Chespirito fue una casualidad en un principio. Luego, Roberto Gómez Bolaños comenzó a utilizar la letra «CH» para todos sus personajes. En una entrevista, comentó que él decidió añadir palabras con «CH», porque era usado en «muchas groserías en México».

Contacto con el mundo artístico

Se gradúa como ingeniero e inmediatamente comienza a trabajar en una compañía constructora, en la que tenía que hacer muchos cálculos tediosos, sin embargo, se da cuenta de que no era lo que en realidad le gustaba, e inicia como creativo en una agencia de publicidad llamada «D’Arcy» siendo el lugar donde conoce su verdadera vocación y comienza a escribir, y desde allí compartía frases como: «La clave está en hacer lo que te gusta y nunca es tarde para ello».

Inicios en la Televisión

En televisión comienza en el año 1950, escribiendo para «Cómicos y Canciones» y «El estudio de Pedro Vargas. Pero en 1968, iniciaba las transmisiones el Canal 8 de México y Chespirito fue llamado como escritor con la oferta de usar a su antojo una media hora semanal a su cargo. Así, nacieron «Los supergenios de la mesa cuadrada», «El ciudadano Gómez» y su carrera como actor.

Sin embargo, es en los años 70 cuando llamó a la puerta su inspiración con «El Chapulín Colorado» el cual permitió trascender fronteras internacionales, colocando a la televisión mexicana frente a los ojos del mundo, para posteriormente darle vida a otros personajes cómo «El Chavo del Ocho», «Los Chifladitos y «Los Caquitos».

Filmografía

Durante un tiempo estuvo como director en Televicinem y en esos tiempos logró llevar a cabo los proyectos de «Elisa antes del fin del mundo», «Ultima Llamada», «La Primera Noche» y «La paloma de Marsella».

Bolaños, participó además como guionista en producciones como; «El camino de los espantos «La cigüeña distraída «Buenos días Acapulco» y «Los Reyes del Volante».

También protagonizó películas mexicanas, escritas y actuadas por él mismo como; «El Chanfle» y «El Chanfle 2», «Don Ratón y Don Ratero», «Charrito» y «Música de Viento».

Teatro

El teatro también fue uno de sus pilares fundamentales en el mundo artístico con las obras, «Silencio recamara y acción», «11 y 12» y «Títere».

La literatura

La literatura fue otra de sus pasiones, escribió los libros;  «El Diario del Chavo del Ocho (1995)», «…Y también poemas (2003) y «Sin querer queriendo (2006).

Sus personajes

«Chespirito» conquistó las pantallas del país durante más de cuatro décadas y marcó la infancia de generaciones enteras con personajes que creaba e interpretaba él, como lo fueron:

«Vicente Chambóm»: Fue un personaje de «La Chicharra» y es el personaje principal de esta serie/sketch.
«Chaparrón Bonaparte»:  Este personaje es el principal del segmento «Los Chifladitos», de quien no se sabe su origen pero que siempre menciona algo que tenga que ver con Checoslovaquia.
«Dr. Chapatin»: Es un médico ya entrado en años, algo loco y de mala memoria, con un humor bastante sarcástico. Siempre trae consigo una bolsita de papel, que contiene los rencores, las envidias y sus defectos, para que no se le escaparan nunca y así no soltarlos para ofender a la gente.
«El Chompiras»: Este personaje se llama «Aquiles Esquivel Madrazo» mejor conocido como «El Chompiras», un personaje mitómano que siempre cambia su historia de origen.
«El Chavo del Ocho»: Se narran las vivencias cómicas de un grupo de personas que viven en una vecindad, con el personaje de Gómez llevando a cabo travesuras junto con sus amigos que ocasionan malentendidos y discusiones entre los mismos vecinos.
«El Chapulin Colorado»: Parodiaba a los programas de superhéroes transmitidos en Estados Unidos y México, con «Chespirito» interpretando al «Chapulín Colorado», un súper héroe mexicano que viste de rojo y que siempre acude al llamado de los más necesitados, aunque sea torpe y sin súper poderes.

Moralejas con cada uno de sus personajes

A «ver el lado bueno de la vida» ya que el «chavo» a pesar de que era un niño huérfano nunca perdió la sonrisa y su inocencia era capaz de cautivar a todos los residentes de la vecindad. «El Chapulín Colorado» enseña «El ser noble» a este no le importaba la persona que necesitará su ayuda, él pensaba era en buscar la mejor manera de darle una mano.

Así cómo; «Rodearse de amigos» porque todos los actores que acompañaron a Roberto Gómez Bolaños durante su estancia en la televisión terminaron por convertirse en grandes amigos suyos y todos fueron como una familia.

Redacción: Montiel, Jeycel (@medicenjey_) con fuente  chespirito.com/web
Edición: Villasmil, Henry
Gráficas: web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *